Make your own free website on Tripod.com
MEDIOS
abcboton.jpg (1386 bytes)
uhora.jpg (2856 bytes)
noticias2.jpg (3920 bytes)
front-logo-dia.jpg (3564 bytes)
logo-teveo.jpg (1167 bytes)
nacion.jpg (9869 bytes)

PORTALES

planet1.jpg (2155 bytes)

conexion1.jpg (2166 bytes)

highway1.jpg (1877 bytes)

multinet1.jpg (2038 bytes)

pol1.jpg (6530 bytes)

quanta1.jpg (2636 bytes)

supernet1.jpg (2199 bytes)

telesurf1.jpg (2011 bytes)

loguito.gif (5533 bytes)

Si los link están protegidos por derechos de copia, serán removidos a soicitud del propietario

HAGA CONOCER SU OPINIÓN

VOLVER A PRIMERA PLANA

¿Otra vez campo de batalla?

Alberto Vargas Peña (Fundación Libertad)

31 de julio de 2000

               

El viernes comenté que se estaba vislumbrando un enfrentamiento- sordo todavía- entre la Argentina y el Brasil, por la hegemonía en el Paraguay. Mucha gente cree que las guerras en Sudamérica son impensables, pero es gente que no conoce historia y que se guía más por sus deseos que por las realidades políticas y económicas en una zona destinada a ser muy conflictiva por los desmanes gubernamentales y la pobreza resultante.

La carta de Raúl Alconada Sempé, que sería una ingenuidad atribuirla al deseo del diplomático argentino de agradar a sus dos amigos Hermes Rafael Saguier y Mieguel Angel Gonzalez Casabianca, ha sido el primer episodio de un enfrentamiento por el control del Paraguay. Mientras el Brasil instrumentaba al ministro de Obras Públicas, hombre de Gustavo Stroessner refugiado y protegido del Brasil, para conseguir el control total de la usina de Itaipú , la Argentina respondía cuestionando la legitimidad del más ilegítimo de los gobiernos paraguayos a lo largo de su historia. Ahora el Brasil replica publicando los documentos que demuestran que en 1958 casi se produjo una guerra entre el Brasil y la Argentina, y que Stroessner pidió protección al Brasil.

En leguaje diplomático la publicación del Brasil significa que no piensa apartarse de los asuntos paraguayos, que considera como suyos.

El gobierno paraguayo actual es títere del Brasil. Se encuentra ante la espada y la pared porque está en quiebra y la economía paraguaya, aplastada por la mala política y la ineficiencia, no reacciona ni parece tener la menor esperanza de reaccionar. Brasil tiene a Stroessner como carta en la mano para jugarla cuando sea oportuno, pero también tiene a Oviedo, que puede ser una carta en la manga. Argentina, desentendida del Paraguay desde hace mucho tiempo, no cuenta prácticamente con nadie de peso.

Pero la Argentina no puede permitir, sin que el equilibrio del continente se vaya por el sumidero, que el Brasil domine el escenario paraguayo. Y esto es claramente una hipótesis de conflicto y no a largo plazo. ¿Cómo se resuelve todo esto para bien del continente?

El Paraguay es el enfermo de América, un país totalmente destruido por la mala conducción. Es indispensable que el gobierno actual sea desplazado el 13 de agosto, mediante los votos, para que venga un gobierno legítimo que pueda mantener la independencia paraguaya, sin entregarse ni al Brasil ni a la Argentina, y evitand9o de ese modo que la hegemonía de uno de los dos haga reaccionar al otro.

La victoria de Julio Cesar Franco en las elecciones del 13 de agosto es de una necesidad vital para la paz de la región. Franco es el único capaz de cambiar el actual gobierno ilegítimo y usurpador, y por tanto débil – y abrasilerado – por otro legítimo que siga una política independiente.

Entretanto, el enfrentamiento entre las dos potencias ha comenzado y probablemente en el cercano futuro veremos su agravamiento con cualquier pretexto: Los pollos, los autos, la moneda, pero en el fondo no es más que la lucha por conquistar al Paraguay o evitar que el enemigo lo conquiste. 

VOLVER A PRIMERA PLANA