Make your own free website on Tripod.com
MEDIOS
abcboton.jpg (1386 bytes)
uhora.jpg (2856 bytes)
noticias2.jpg (3920 bytes)
front-logo-dia.jpg (3564 bytes)
logo-teveo.jpg (1167 bytes)
nacion.jpg (9869 bytes)

PORTALES

planet1.jpg (2155 bytes)

conexion1.jpg (2166 bytes)

highway1.jpg (1877 bytes)

multinet1.jpg (2038 bytes)

pol1.jpg (6530 bytes)

quanta1.jpg (2636 bytes)

supernet1.jpg (2199 bytes)

telesurf1.jpg (2011 bytes)

loguito.gif (5533 bytes)

Si los link están protegidos por derechos de copia, serán removidos a soicitud del propietario

HAGA CONOCER SU OPINIÓN

VOLVER A PRIMERA PLANA

Controversia liberal

Alberto Vargas Peña (F. Libertad) 

30 de agosto de 2000

  

La victoria del Dr. Franco el 13 de agosto sorprendió a la dirigencia liberal. Aún cuando todo en el país demostraba que estaba maduro para el cambio, los liberales en realidad no creían que esta sensación pública se traduciría en votos o que los votos serían respetados. En consecuencia no se prepararon para gobernar, ni estudiaron estrategias para acceder al gobierno en caso de triunfo.

La victoria del 13 de agosto se debió, más que nada, a la decisión del UNACE de controlar las mesas de votación y pelear cada voto. Ese control evitó el fraude masivo que siempre ha dado el triunfo a la ANR oficialista, cuyas trampas son comentadas hasta jocosamente. El UNACE conoce al dedillo cada fraude posible y, como cuando derrotaron a Argaña el 7 de septiembre de 1998, lo impidieron.

En mi opinión la victoria y el reconocimiento de la victoria se debió al trabajo que efectuó el UNACE en las mesas de votación y en la defensa de las actas electorales después, más que a los votos que aportaron, que creo que no deben haber sido menos de ciento cincuenta mil.

El hecho es que el 14 de agosto los liberales se encontraron con la victoria en las manos y entonces pugnaron, ahora sí, decididamente, para asegurar la victoria en las esferas internacionales. El triunfo en las mesas fue del UNACE, pero en la diplomacia fue del PLRA.

Pero el triunfo asegurado desnudó la falta de estrategia para aprovechar la nueva situación. Y en el PLRA se da ahora una controversia acerca de qué hacer.

Existe una linea dura, liderada por Miguel Abdón Saguier, que desea que el PLRA fuerce la renuncia del senador González Macchi, usurpador de la presidencia, y que Franco ocupe lo que por derecho le corresponde. Y existe una línea blanda, cuyo expositor público hasta ahora es el senador Armando Espínola, que preconiza la cohabitación.

¿Cuáles son los argumentos de uno y otro? Saguier argumenta que no se puede cohabitar con González Macchi porque significaría ser co responsables del desastre que se avecina. La crisis paraguaya es profunda y el gobierno no tiene la menor intención de adoptar las medidas para resolverla.

Si el PLRA integra el gobierno, primero legitima el fallo inconstitucional de la Corte Suprema que modifica la Constitución, y después se hace co responsable de lo que venga en el futuro, que será nefasto.

Si las cosas suceden así – y no se ve nada  que haga pensar que no sucederán de este modo – en el 2.003, año de las elecciones generales, el PLRA estará tan desprestigiado como la ANR de González Macchi, y el triunfador será Lino Oviedo, líder del UNACE, que no ha dejado ninguna duda sobre su decisión de oponerse al gobierno actual en forma frontal.

La alternativa, repite Saguier, será el UNACE y no el PLRA. En cambio si Franco no cohabita la alternativa será el PLRA, aunque aliado al UNACE, porque será Franco el jefe indiscutido de la oposición.

La alternativa planteada por las “palomas” es cohabitar para “dar estabilidad al país”, un pensamiento infantil. La estabilidad solamente podrá venir con un gobierno que adopte las medidas adecuadas para resolver la crisis, y con González Macchi eso constituye una ilusión.

Tal vez sea posible si González Macchi da un paso al costado para permanecer como un nominal jefe de Estado dejando gobernar en realidad a Franco, lo que no parece posible.

La controversia liberal tiende a resolverse a favor de las “palomas”.  

 

        

  

VOLVER A PRIMERA PLANA