Make your own free website on Tripod.com
MEDIOS
abcboton.jpg (1386 bytes)
uhora.jpg (2856 bytes)
noticias2.jpg (3920 bytes)
front-logo-dia.jpg (3564 bytes)
logo-teveo.jpg (1167 bytes)
nacion.jpg (9869 bytes)

PORTALES

planet1.jpg (2155 bytes)

conexion1.jpg (2166 bytes)

highway1.jpg (1877 bytes)

multinet1.jpg (2038 bytes)

pol1.jpg (6530 bytes)

quanta1.jpg (2636 bytes)

supernet1.jpg (2199 bytes)

telesurf1.jpg (2011 bytes)

loguito.gif (5533 bytes)

Si los link están protegidos por derechos de copia, serán removidos a soicitud del propietario

HAGA CONOCER SU OPINIÓN

VOLVER A PRIMERA PLANA

Lo qué se vota el 13 de agosto

Alberto Vargas Peña (Fundación Libertad)

29 de junio de 2000

          

Aparentemente el 13 de agosto de este año se elegirá en el Paraguay a  un Vicepresidente. Hay dos candidatos: Félix Argaña, colorado y candidato del oficialismo formado por un sector de la ANR, el lainismo del PLRA y el caballerovarguismo del PEN y Julio César – Yoyito- Franco, candidato del oficialismo del PLRA, y del sector fillizzolista del PEN, de la oposición de la ANR y de un sector del UNACE. En realidad lo que se vota no es la Vicepresidencia ni a los candidatos: Se vota a favor o en contra de la democracia.

¿Qué representa Felix Argaña? El hijo del ex Vicepresidente – que todavía no se sabe si murió de un infarto o asesinado – Luis María Argaña representa el sector más cerril de la ANR, refractario a toda reforma del Estado y, sobre todo, partidario de la dictadura o autoritarismo como sistema de gobierno.

Bajo el oficialismo que lo apoya volvieron las prisiones sin orden judicial al Paraguay, las torturas y los vejámenes y la persecución a los opositores políticos. Su planteo es legitimar al gobierno actual de Luis González Macchi, elegido por la Corte Suprema en un fallo absolutamente inconstitucional e ilegítimo.

¿Qué representa Julio Cesar Franco? Representa el descontento popular hacia el gobierno ilegítimo y usurpador, el deseo del retorno a la democracia perdida y el estado de Derecho y la constitucionalidad. Si bien no lo expresa directamente, sus actitudes conducen a suponer que reclamará de inmediato la presidencia de la Rca., cargo que constitucionalmente le corresponderá si gana las elecciones.

La ciudadanía percibe claramente que no hay en realidad una elección entre dos candidatos o dos partidos antagónicos: Hay un pronunciamiento plebiscitario sobre una cosa mucho más importante, la democracia. El 13 de agosto el Paraguay decidirá si quiere ser o no una democracia real.

El gobierno actual del Paraguay nació de una conspiración que tenía que haber culminado con el juicio político al presidente constitucional  Raúl Cubas Grau. Parte muy importante del PLRA se obstinó en no votar el juicio político mientras el Dr. Luis María Argaña fuera Vicepresidente.

Sin los votos de ese sector, no podía haber juicio político. Entonces fue que, milagrosamente, murió Argaña, en circunstancias harto extrañas, que no han sido aclaradas hasta hoy. La muerte de Argaña provocó una algarada que terminó en un enfrentamiento que dejó varios muertos; entonces Cubas, en un acto de cobardía suprema, nunca antes visto en la política paraguaya, renunció.

Los Estados Unidos, que habían conspirado antes para derribar al gobierno de Cubas, ahora pusieron todo su peso para sostener al gobierno nacido de la conspiración. Y lo que se juega ahora, el 13 de agosto, es si ese gobierno nacido de una conspiración antipopular continuará en el poder hasta el año 2003.

Esta disyuntiva tan clara, se obscurece porque en medio se trata la cuestión de Oviedo, el discutido general que es resistido por los Estados Unidos de América en una forma increíblemente tenaz. Oviedo ha llamado a la abstención electoral, aunque sabe que un voto por la democracia le garantizará un juicio justo en las causas que tiene pendientes. Y Oviedo tiene cautivo un 37% de los votos colorados, unos trescientos mil.

Si se vota por Félix Argaña, se vota por mucho más de lo mismo, todo lo malo que los paraguayos conocen desde el 17 de febrero de 1936. Si se vota por Franco, se tiene la fundada esperanza que – por fin – habrá democracia real en el Paraguay. 

VOLVER A PRIMERA PLANA