Make your own free website on Tripod.com
MEDIOS
abcboton.jpg (1386 bytes)
uhora.jpg (2856 bytes)
noticias2.jpg (3920 bytes)
logo-teveo.jpg (1167 bytes)
nacion.jpg (9869 bytes)

PORTALES

planet1.jpg (2155 bytes)

conexion1.jpg (2166 bytes)

highway1.jpg (1877 bytes)

multinet1.jpg (2038 bytes)

pol1.jpg (6530 bytes)

quanta1.jpg (2636 bytes)

supernet1.jpg (2199 bytes)

telesurf1.jpg (2011 bytes)

loguito.gif (5533 bytes)

Si los link están protegidos por derechos de copia, serán removidos a soicitud del propietario

HAGA CONOCER SU OPINIÓN

VOLVER A PRIMERA PLANA

Juicio político a González Macchi

Alberto Vargas Peña  (F. Libertad)

29 de mayo de 2001

El PLRA ha presentado ya su solicitud de juicio político al presidente usurpador Dr. Luis Angel Gonzalez Macchi. Lo acusa de mal desempeño de sus funciones, de comisión de delitos en razón de su cargo y de delitos comunes. El mal desempeño lo comprueba mediante las cifras del deterioro de la situación general del país desde el 28 de marzo de 1999 hasta hoy; los delitos cometidos en ejercicio del cargo por las torturas y persecuciones políticas realizadas durante su gobierno, especialmente durante el llamado "estado de emergencia" y los delitos comunes se centran el dos: la posesión dolosa de un automóvil robado en el Brasil y el desvío de fondos privados  depositados en un banco de plaza a la orden de los bancos Unión y Oriental, derivado por los liquidadores de esas entidades financieras a un destino extraño en los Estados Unidos.

         No lo acusa de ilegitimidad ni usurpación, porque un usurpador no puede ser juzgado por la vía constitucional, sino que debe ser resistido - artículo 138 de la Constitución - y puesto a disposición de la Justicia penal.

         El Dr. Julio César Vasconcellos, distinguido abogado criminalista y director de la Coordinadora Colorada, que agrupa miembros de las disidencias de la ANR, sostiene que no es posible hacerle juicio a un usurpador, y que "González Macchi debe ser desalojado de las orejas" (opinión dada en el programa de Julio Vera por la 9,70 AM) .

         El Paraguay se encuentra sumido en la peor crisis de su historia en épocas de paz, y está sometido a la acción de una gavilla empotrada en los tres poderes, la que simplemente se encuentra determinada a desfondar el país. En estas condiciones lo único que puede detener el progreso de la crisis y revertirla es un cambio en el gobierno. González Macchi es hoy el enemigo público número uno, y de su remoción depende que el país pueda salir o no de sus problemas.

          Ocurre que González Macchi es hechura del gobierno de los Estados Unidos y , en gran parte, del gobierno de la Rca. Federativa del Brasil. Clinton "inventó" a González Macchi para mantener los negocios a través de Mark Jiménez - contrabando de electrónica e informática al Brasil -  y Cardoso lo apoya para quedarse con toda la energía de Itaipú.

         La facción argañista de la ANR apoya a González Macchi porque le permite actuar discrecionalmente y restaurar sus finanzas a costa del erario público, mientras que la facción wasmosista lo apoya porque cualquier otro gobierno enviará a su líder, Juan Carlos Wasmosy, a la cárcel.

          González Macchi tiene otro apoyo más importante todavía: La logia. Así se llama el equipo de los "barones de Itaipú", que son los dueños de casi toda la economía paraguaya, a la que están sacando un extraordinaria rendimiento.

         El Partido Encuentro Nacional se halla fracturado, y la fracción - y facción - gubernista es el más sumiso de todos los apoyos del usurpador, pero no lo es en forma gratuita. Del Ministerio de Industria y Comercio, del Ministerio de Justicia y Trabajo, de PETROPAR y de la Secretaría Técnica de Planificación ha salido y sale el dinero para restaurar las deterioradas finanzas de sus líderes, Mario Paz Castaing, Euclides Acevedo y, sobre todo, Guillermo Caballero Vargas.

         Si cae el usurpador, estos sectores políticos agavillados, caerán con efecto dominó.

         Por estas razones es probable que la solicitud de juicio político del PLRA no sea aprobada en la Cámara de Diputados. Los intereses en juego son muy fuertes y ya se sabe que varios "opositores" colorados han sido tocados en donde más les gusta y se han pronunciado contra el pedido de enjuiciamiento. El pueblo quiere el juicio, pero más cuenta el "poderoso caballero, don dinero".

         De todos modos, en algún momento se tendrá que producir, si no prospera el juicio político, la declaración de ilegitimidad y usurpación, y entonces el papel de la restauración quedará en manos del pueblo.

    

VOLVER A PRIMERA PLANA