Make your own free website on Tripod.com
MEDIOS
abcboton.jpg (1386 bytes)
uhora.jpg (2856 bytes)
noticias2.jpg (3920 bytes)
front-logo-dia.jpg (3564 bytes)
logo-teveo.jpg (1167 bytes)
nacion.jpg (9869 bytes)

PORTALES

planet1.jpg (2155 bytes)

conexion1.jpg (2166 bytes)

highway1.jpg (1877 bytes)

multinet1.jpg (2038 bytes)

pol1.jpg (6530 bytes)

quanta1.jpg (2636 bytes)

supernet1.jpg (2199 bytes)

telesurf1.jpg (2011 bytes)

loguito.gif (5533 bytes)

Si los link están protegidos por derechos de copia, serán removidos a soicitud del propietario

HAGA CONOCER SU OPINIÓN

VOLVER A PRIMERA PLANA

El origen del modelo

Alberto Vargas Peña (F. Libertad) 

28 de diciembre de 2000

  

Se atribuye el origen del modelo político-económico paraguayo, que ahora está en crisis y agonizando, al Gral. Alfredo Stroessner, dictador desde 1954 hasta 1989. Se trata de un análisis incorrecto, que exculpa a los verdaderos ideólogos de la catástrofe paraguaya.

En 1936, al finalizar la guerra del Chaco, los jóvenes liberales, oficiales subalternos que con la arrogancia de la juventud creían que ellos habían ganado la guerra, conspiraron contra su propio gobierno en el entendimiento de que el modelo liberal estaba agotado.

El líder intelectual de ese movimiento era el Dr. Justo Pastor Benítez, un intelectual inconsecuente, que entonces se orientaba hacia el fascismo italiano. Al mismo tiempo, los jóvenes republicanos seguían a otro intelectual superficial pero de pluma aguda, J. Natalicio González, que se orientaba hacia la izquierda comunista. La conspiración echó por tierra al gobierno liberal de Eusebio Ayala, y destruyó el orden constitucional liberal.

Cuando vino la restauración, ya no fue el liberalismo el orientador de las leyes, sino el fascismo combinado con el comunismo.

Justo Pastor Benítez y Alejandro Marín Iglesias fueron los cultores del fascismo y Pablo Max Insfran, Efraim Cardozo y Carlos Pastore los impulsores del comunismo, dentro del entonces llamado Partido Liberal Paraguayo. Ellos formularon el modelo, la Constitución e impusieron al hombre: el entonces Gral. José Felix Estigarribia.

La Carta de 1940 fue su obra y la base del modelo que destruyó y la economía paraguayas.

La muerte de Estigarribia apartó del poder a los ideólogos del “nuevo estado” y luego de un periodo de vacilaciones, llegó a su ejercicio Alfredo Stroessner que, curiosamente, en 1954, llegó con un programa económico liberal.

Afianzó la moneda y liberó parte de la economía, con lo que consiguió un repunte que duró hasta 1958. Pero en lo referido a la preponderancia de la autoridad sobre la libertad, cumplió al pié de la letra los postulados de la Carta de 1940.

A partir de 1958 y hasta 1970 – en que comienzan los años de Itaipú –retornaron los controles de la mano del Dr. Delfín Ugarte Centurión.

Para entonces la corrupción lo corrompía todo. Pero en la década de los años 70 el boom de Itaipú y el desarrollo subrepticio de un mercado negro inmenso, salvaron al gobierno, aunque el modelo ya estaba atacado por la enfermedad terminal. En 1967 fue modificada la Carta de 1940 para aliviar la parte económica, manteniendo los rigores políticos.

El gobierno de Stroessner cayó en 1989, y hubo una sincera intentona de liberalizar del todo el modelo, pero la intervención del ex comunista y ex fascista Oscar Paciello, al mismo tiempo que el cuarentista Carlos Alberto Gonzalez, impidió que ello ocurriera. La Constitución de 1992, que estableció un modelo  de autoritarismo corporativo, disfrazado de democracia, rige hasta hoy.

El origen del modelo no está en Stroessner, sino en Justo Pastor  Benítez y Natalicio González, y un examen más riguroso de la historia así lo demostrará sin duda alguna. Stroessner fue un continuador, el aprovechador máximo del modelo, tal vez el más inicuo, pero no fue su creador. El fue el creador del modelo del mercado negro tolerado, coexistente con el intervensionismo, un mercado negro que no era libre sino feudal.

 

  

    

VOLVER A PRIMERA PLANA