Make your own free website on Tripod.com
MEDIOS
abcboton.jpg (1386 bytes)
uhora.jpg (2856 bytes)
noticias2.jpg (3920 bytes)
logo-teveo.jpg (1167 bytes)
nacion.jpg (9869 bytes)

PORTALES

planet1.jpg (2155 bytes)

conexion1.jpg (2166 bytes)

highway1.jpg (1877 bytes)

multinet1.jpg (2038 bytes)

pol1.jpg (6530 bytes)

quanta1.jpg (2636 bytes)

supernet1.jpg (2199 bytes)

telesurf1.jpg (2011 bytes)

loguito.gif (5533 bytes)

Si los link están protegidos por derechos de copia, serán removidos a soicitud del propietario

HAGA CONOCER SU OPINIÓN

VOLVER A PRIMERA PLANA

El escándalo de la Comisión Permanente

Alberto Vargas Peña (F. Libertad)

27 de diciembre de 2001

Para mi, y lo he dicho siempre que he podido, el senador Juan Carlos Galaverna es el político más astuto que existe en el Paraguay. Manejando una retórica inteligente y un grupo de apoyo de prensa totalmente dedicado a respaldarlo, Galaverna ha conseguido que se viole la Constitución una y otra vez disfrazando el hecho con un envoltorio de indignada inocencia.

No es preciso ya hacer el recuento de todo lo que ha hecho Galaverna para dejar hecha añicos la Constitución. Como ahora ha agregado un hecho nuevo, creo necesario analizarlo. Se trata del escándalo que armó para evitar que la Comisión Permanente del Congreso cumpliera con su deber constitucional.

Cuando fue evidente la derrota del gobierno usurpador y sus legisladores en la elección para autoridades de la Comisión Permanente del Congreso, encargada de las funciones de vigilancia del Poder Legislativo durante el receso parlamentario, Galaverna logró, denunciando una “conspiración” contra el gobierno, que el Poder Ejecutivo llamara a sesiones extraordinarias genéricas, para evitar el receso constitucional del Congreso.

En este llamado existen varias inconstitucionalidades Primero las sesiones extraordinarias deben ser convocadas por el Poder Ejecutivo, durante el receso constitucional que va del 21 de diciembre hasta el 1ro de marzo. Segundo, deben ser convocadas para tratamiento d proyectos específicos y no se puede establecer límites de tiempo. Tercero, la Comisión Permanente del Congreso continúa en funciones aún existiendo sesiones extraordinarias, porque como el periodo de sesiones no fue prorrogado, el pleno del Congreso solo puede ocuparse de las cuestiones para las que fue convocado.

Según Galaverna, y para precautelar una “conspiración”, la Comisión Permanente no puede ejercer sus facultades constitucionales porque las Cámaras han sido convocadas a sesiones extraordinarias. Es una falacia, por supuesto, pero una falacia respaldada por la fuerza. En realidad es el argumento para utilizar la fuerza.

¿Cuál es la conspiración que denuncia Galaverna? Una fantástica. Tomar juramento a un senador electo , el Sr. Alejandro Velásquez Ugarte. El cumplimiento de una obligación constitucional aparece, ante los ojos de Galaverna, como una “conspiración”. Obviamente Galaverna no quiere que Velásquez Ugarte jure porque cambiaría la mayoría del Senado, que actualmente sesione inconstitucionalmente, con un miembro menos de lo que establece la Constitución.

Galaverna llevó adelante su acción respaldado por el usurpador Luis González Macchi, y los presidentes de ambas Cámaras, cuyas declaraciones no comento por ser  ofensivas para el buen juicio. Baste con decir que no es posible sostener mayor disparate. Detrás de Galaverna está también la fuerza militar.

Galaverna no tiene simplemente inteligencia y astucia. Tiene desparpajo, y el cinismo suficiente para sostener cualquier barbaridad, sin remordimientos de ninguna clase. A él no le importa lo absurdo de su posición, con tal que ella lo mantenga en el poder.

Si, sostengo que Galaverna es el político más astuto e inteligente en el Paraguay actual. Es una lástima que haya elegido el camino equivocado. 

    

VOLVER A PRIMERA PLANA