Make your own free website on Tripod.com
MEDIOS
abcboton.jpg (1386 bytes)
uhora.jpg (2856 bytes)
noticias2.jpg (3920 bytes)
front-logo-dia.jpg (3564 bytes)
logo-teveo.jpg (1167 bytes)
nacion.jpg (9869 bytes)

PORTALES

planet1.jpg (2155 bytes)

conexion1.jpg (2166 bytes)

highway1.jpg (1877 bytes)

multinet1.jpg (2038 bytes)

pol1.jpg (6530 bytes)

quanta1.jpg (2636 bytes)

supernet1.jpg (2199 bytes)

telesurf1.jpg (2011 bytes)

loguito.gif (5533 bytes)

Si los link están protegidos por derechos de copia, serán removidos a soicitud del propietario

HAGA CONOCER SU OPINIÓN

VOLVER A PRIMERA PLANA

La rebelión de "Coomecipar"

Alberto Vargas Peña (F. Libertad) 

27 de febrero de 2001

Los vecinos del edificio "COOMECIPAR" se encuentran en rebelión contra una disposición municipal que amplía el ámbito de vigencia del sistema tarifado de estacionamiento, que es manejado por una empresa del Ing. Juan Carlos Wasmosy, ex presidente de la República y cuyas siglas son CEA.

          Originariamente el CEA contrató con el municipio asunceno representado por Carlos Fillizzola, el servicio de estacionamiento tarifado, circunscrito a tres zonas de la ciudad de Asunción, que tenían como ámbito el centro histórico.

Después de cinco años de vigencia del contrato, el CEA pretende extender sus dominios a casi toda Asunción, incluyendo Villa Morra y los alrededores del edificio COOMECIPAR, que se alza vecino al Colegio San José.

La generalidad del público considera a el CEA como una desgracia, y las quejas son unánimes. El centro histórico ha perdido su importancia desde la aparición de los parquímetros, cepos y grúas, y la Calle Palma, otrora la principal de Asunción, hoy es un desierto silencioso y antieconómico.

El CEA se ha comportado, siempre y sin excepciones, con prepotencia y mala educación, por lo que ha cosechado el odio de los automovilistas que utilizan las calles céntricas de Asunción.

         Los vecinos de Villa Morra se unieron para resistir la llegada de la CEA a sus calles, y lo hicieron con éxito. Mientras esa batalla se libraba, el CEA avanzó sobre lo que se conoce como "barrio San José" y comenzó a pintar las calles para instalar el sistema tarifado.

La población del barrio se alzó contra la CEA y la Municipalidad y despintó sus calles. Se trata de una rebelión en toda regla y señala que el pueblo paraguayo quiere ejercer - por fin -su soberanía.

          Parece muy poca cosa el hecho que los vecinos salgan a la calle a despintarlas, para evitar el sistema de estacionamiento tarifado, pero si se conoce la historia de pasividad paraguaya y de la indolencia del paraguayo a defender su soberanía y sus derechos, el hecho constituye un avance mayúsculo.

Por fin la autoridad ha dejado de ser sagrada para los paraguayos y la gente se da cuenta que su voluntad es la que debe primar sobre la de los funcionarios públicos y sus allegados.

Tengo la impresión que desde ahora en adelante ya no habrá retrocesos. Cuando el paraguayo se percate que puede imponer su voluntad a despecho de la autoridad, el sistema autoritario habrá llegado a su fin.

         La batalla contra la CEA no es una batalla baladí; es el principio de una batalla más vasta, por el retorno al pueblo de lo que le fue arrebatado por secular despotismo: su soberanía.

 

 

VOLVER A PRIMERA PLANA