Make your own free website on Tripod.com
MEDIOS
abcboton.jpg (1386 bytes)
uhora.jpg (2856 bytes)
noticias2.jpg (3920 bytes)
front-logo-dia.jpg (3564 bytes)
logo-teveo.jpg (1167 bytes)
nacion.jpg (9869 bytes)

PORTALES

planet1.jpg (2155 bytes)

conexion1.jpg (2166 bytes)

highway1.jpg (1877 bytes)

multinet1.jpg (2038 bytes)

pol1.jpg (6530 bytes)

quanta1.jpg (2636 bytes)

supernet1.jpg (2199 bytes)

telesurf1.jpg (2011 bytes)

loguito.gif (5533 bytes)

Si los link están protegidos por derechos de copia, serán removidos a soicitud del propietario

HAGA CONOCER SU OPINIÓN

VOLVER A PRIMERA PLANA

¿Los días finales?

Alberto Vargas Peña (F. Libertad) 

26 de febrero de 2001

Todo el mundo piensa - y lo proclama en voz alta - que el gobierno usurpador del senador Luis Ángel González Macchi está entrando en sus días finales

¿Por qué ? Hay algunos síntomas.

Estados Unidos de América de Clinton, fue el país que mayor apoyo brindó a la usurpación. Su embajadora Maura Harty participó en el complot para derribar al gobierno constitucional del Ing. Raúl Cubas; apoyó sin retaceos la disposición de la Corte Suprema de Justicia violatoria de los artículos 227 y 234 de la Constitución paraguaya, y por medio de Stephen Mc Farland, ministro consejero, brindaron sostén al gobierno usurpador cada vez que fue necesario.

A raíz de esto el MERCOSUR hizo discretamente a un lado la cláusula democrática del Tratado y brindaron apoyo a la usurpación. El apoyo estadounidense fue retirado con el nuevo gobierno del Sr. George W. Bush.

         El descontento interno es gigantesco. La corrupción es total. Un ministro del gabinete de González Macchi, el Escribano Walter Bower está sindicado como el sospechoso principal del llamado "mega asalto", perpetrado contra dinero exportado por bancos en pleno aeropuerto.

El presidente del Banco Central del Paraguay y un miembro de su Directorio, los Drs. Washington Ashwell y González Ugarte están acusados de una maniobra dolosa con bonos del estado paraguayo y son sospechosos de apañar otra, que hizo desaparecer más de dieciseis millones de dólares de fondos recuperados de bancos quebrados durante la llamada "crisis bancaria".

La Justicia se encuentra en completo entredicho y hay  jueces detenidos por coimeros y se descubren, cada día, más magistrados comprometidos con todo tipo de delitos y delincuentes. Las FFAA se encuentran terriblemente dislocadas. Las organizaciones "sociales" están en pié de guerra y anuncian protestas masivas. El hambre, que no era conocida en el Paraguay, es ya una realidad tangible.

         La economía no mejorará. Las esperanzas depositadas en la exportación de algodón se están diluyendo rápidamente y la de la soja solamente traerá alivio a los grandes agricultores, no a los pequeños. No se ha tomado - ni se tomará - ninguna medida para reactivar el aparato productivo, y el gobierno solamente piensa en una venta adelantada de energía al Brasil, por diez años y a mitad de su valor, para conseguir un crédito de quinientos millones de dólares.

El principal partido de oposición, el PLRA, pese a la oposición de uno de sus líderes históricos, hoy en franca minoría, se dispone a votar el 25 de marzo un voto de desconfianza y a pedir la renuncia del usurpador. Entretanto, se dice que la Justicia brasileña se apresta a liberar al Gral. Lino César Oviedo, detenido el Brasil a raíz de un pedido de extradición de la Justicia paraguaya.

Todo esto está formando un tembladeral que , la gente supone, hará que el gobierno de marzo se hunda.

¿Que sostiene al gobierno usurpador de marzo? El convencimiento que tendrá que ir, en conjunto, a parar a la cárcel. Los delitos cometidos son tantos, tan vastos y tan evidentes, que si el gobierno cae no se salvará nadie.

La única esperanza de los integrantes del gobierno es mantenerse en el poder como sea.

          ¿Puede sostenerse un gobierno que lo único que tiene es su desesperación?

En el Paraguay si, porque las fuerzas opositoras están profundamente divididas y no existe, fuera del de Lino Oviedo, ningún liderazgo capaz de juntarlas y hacerlas marchar sobre un objetivo común.

Y Lino Oviedo es el líder de una mayoría de la ANR, pero no tiene la misma aceptación en el resto de la oposición. Si Oviedo tuviera un mensaje más nacional que colorado, entonces los días del gobierno usurpador estarían irremediablemente tocando a su fin. 

 

 

VOLVER A PRIMERA PLANA