Make your own free website on Tripod.com
MEDIOS
abcboton.jpg (1386 bytes)
uhora.jpg (2856 bytes)
noticias2.jpg (3920 bytes)
front-logo-dia.jpg (3564 bytes)
logo-teveo.jpg (1167 bytes)
nacion.jpg (9869 bytes)

PORTALES

planet1.jpg (2155 bytes)

conexion1.jpg (2166 bytes)

highway1.jpg (1877 bytes)

multinet1.jpg (2038 bytes)

pol1.jpg (6530 bytes)

quanta1.jpg (2636 bytes)

supernet1.jpg (2199 bytes)

telesurf1.jpg (2011 bytes)

loguito.gif (5533 bytes)

Si los link están protegidos por derechos de copia, serán removidos a soicitud del propietario

HAGA CONOCER SU OPINIÓN

VOLVER A PRIMERA PLANA

Conocer a las personas

Alberto Vargas Peña (F. Libertad) 

24 de noviembre de 2000

  

En los sucesos de marzo de 1999, en la Plaza del Congreso, tuvo un protagonismo fundamental un religioso católico, español, de nombre Francisco de Paula Oliva. Hay cosas que no se pueden comprender bien si no se conoce a las personas. No se trata de argumentar “ad hominen” puesto que no se traba ninguna discusión, sino de explicar hechos, que han sido trágicos para la República.

Francisco de Paula Oliva estuvo en el Paraguay en la década de los setenta y fue el responsable de la creación de una organización denominada OPM – Organización Político Militar – que luchaba contra la tiranía de Stroessner por medios violentos, como muchas otras organizaciones paraguayas, entre ellas un gran sector del Partido Liberal. La diferencia estaba en que se trataba de una organización marxista, no combatiente sino terrorista.

Hay mucha diferencia entre los que conspiran para derribar a un gobierno despótico e implantar la democracia, y los que lo hacen para implantar otra dictadura, y hay diferencia abismal entre los que toman la armas para enfrentarse a otras personas armadas y los que ponen bombas en los cines para aterrorizar.

La OPM estaba organizada sobre el planteo marxista del terror. ¿No fue Lenin el que dijo que el “fin del terrorismo era aterrorizar”?

Cuando la sangrienta policía de Stroessner comenzó a reprimir a la OPM, apareció un joven apellidado Schaerer Prono, que buscó refugio en el Colegio Cristo Rey después de un impensado enfrentamiento. Buscó refugio allí porque ahí había recibido su adoctrinamiento. ¿De quien? De Francisco de Paula Oliva. El resultado fue que los valientes religiosos entregaron a Schaerer Prono, que fue victimado cobardemente. Pero Oliva no pudo eludir su responsabilidad y fue expulsado del país.

Oliva entonces siguió su carrera en El Salvador y Nicaragua. Se trata pues de un agitador profesional.

Fue Oliva quien incitó a la juventud que había adoctrinado, a acudir a la Plaza del Congreso a derribar a un gobierno constitucional que no había cometido un solo acto antidemocrático en toda su gestión hasta el momento. Utilizando los medios de prensa y el dinero de Juan Carlos Wasmosy, Oliva predispuso a su gente y estableció una base en la Iglesia Catedral de Asunción. Con la complicidad de Herminia Feliciángeli, Victor Benitez y Carlos Niz , desde la Radio Uno,  incitaron a sus partidarios a recurrir incluso a cócteles molotov.

Oliva no defendía la libertad ni la democracia, puesto que había un gobierno constitucional que cumplía estrictamente la Constitución. No había persecuciones ni presos políticos. No había torturas. ¿Qué buscaba entonces Oliva? Solamente sabiendo quien es, y como piensa, se podrá conocer la verdad.

  

   

    

VOLVER A PRIMERA PLANA