Make your own free website on Tripod.com
MEDIOS
abcboton.jpg (1386 bytes)
uhora.jpg (2856 bytes)
noticias2.jpg (3920 bytes)
front-logo-dia.jpg (3564 bytes)
logo-teveo.jpg (1167 bytes)
nacion.jpg (9869 bytes)

PORTALES

planet1.jpg (2155 bytes)

conexion1.jpg (2166 bytes)

highway1.jpg (1877 bytes)

multinet1.jpg (2038 bytes)

pol1.jpg (6530 bytes)

quanta1.jpg (2636 bytes)

supernet1.jpg (2199 bytes)

telesurf1.jpg (2011 bytes)

loguito.gif (5533 bytes)

Si los link están protegidos por derechos de copia, serán removidos a soicitud del propietario

HAGA CONOCER SU OPINIÓN

VOLVER A PRIMERA PLANA

¿Por qué no cae González Macchi?

Alberto Vargas Peña (F. Libertad) 

23 de noviembre de 2000

  

El Senador Luis Ángel González Macchi es usurpador de la presidencia de la República. No ha sido electo para el cargo y la Corte Suprema de Justicia, que lo colocó allí, no tiene facultades constitucionales para hacerlo. Por otra parte, es un gobernante absolutamente inepto, como lo ha demostrado a lo largo de un año y casi nueve meses en la presidencia de la República, hundiendo al país en su crisis más severa y prolongada.

Es una especie de dictador, ya que ha desatado persecuciones cubiertas con el disfraz judicial, y ha violado la Constitución y las disposiciones sobre Derechos Humanos en forma sistemática y reiterada.

El senador Luis Ángel González Macchi es además el personaje más impopular de la República, el más odiado y despreciado después del Ing. Juan Carlos Wasmosy. Entonces, ¿por qué no cae? Si el pueblo lo desprecia y lo aborrece ¿cómo es que sigue gobernando?

La clave está en una sola palabra: energía .

El Brasil necesita desesperadamente energía para sus insaciables requerimientos y solamente con un gobierno paraguayo sumiso puede extraerla en su totalidad de Itaipú Binacional, la dueña de la represa hidroeléctrica más grande del mundo. Ese gobierno paraguayo no es otro que el del senador González Macchi, al que el Brasil sostiene para que le ceda la energía que necesita, y para que no se la venda a mejor precio a la Rca. Argentina.

González Macchi es un prisionero del Brasil. Como la Rca. Federativa tiene a buen recaudo al Gral. Lino César Oviedo, su baraja más importante en el juego, González Macchi no tiene la menor posibilidad de resistir a las presiones, por más suaves y aterciopeladas que sean. A Fernando Enrique Cardoso le basta con decir que “apoya la democracia paraguaya” para que González Macchi se sostenga, y que Lino Oviedo podría ser liberado, para González Macchi obedezca.

El Brasil impuso la construcción de dos nuevas turbinas para Itaipú,  una de las cuales debe ser paraguaya, pero que entregará el producido de su trabajo, a vil precio, al Brasil. Mientras tanto, negocia con la Argentina la venta triangulada de toda la energía paraguaya de Yacyretá, que es entregada a la Argentina por el gobierno de González Macchi, pero que no estaba destinada al Brasil. Esa jugada solamente puede resultar barata para los brasileños, mientras se mantenga el esquema de la usurpación. González Macchi no está en posición de discutir nada con nadie.

Porque el Brasil quiere, González Macchi, un usurpador, que repugna a  la democracia, es presidente del Paraguay y lo será hasta que el Brasil quiera. Sin Fuerzas Armadas dignas de ese nombre, con la oposición comprada con el dinero de Wasmosy y Gustavo Stroessner, y con la ANR destrozada, el Brasil es dueño del destino paraguayo.

El Paraguay no tiene un Mario Vargas Llosa que lo defienda a nivel mundial. Todos los mecanismos de protesta han sido silenciados.

González Macchi hasta se da el lujo de hablar de democracia y de elecciones, tratando el tema peruano.

La pregunta de por qué no cae González Macchi ya está contestada:  Porque el Brasil necesita un títere en la presidencia de la ex Rca. del Paraguay.  

 

    

   

    

VOLVER A PRIMERA PLANA