Make your own free website on Tripod.com
MEDIOS
abcboton.jpg (1386 bytes)
uhora.jpg (2856 bytes)
noticias2.jpg (3920 bytes)
front-logo-dia.jpg (3564 bytes)
logo-teveo.jpg (1167 bytes)
nacion.jpg (9869 bytes)

PORTALES

planet1.jpg (2155 bytes)

conexion1.jpg (2166 bytes)

highway1.jpg (1877 bytes)

multinet1.jpg (2038 bytes)

pol1.jpg (6530 bytes)

quanta1.jpg (2636 bytes)

supernet1.jpg (2199 bytes)

telesurf1.jpg (2011 bytes)

loguito.gif (5533 bytes)

Si los link están protegidos por derechos de copia, serán removidos a soicitud del propietario

HAGA CONOCER SU OPINIÓN

VOLVER A PRIMERA PLANA

La caída del argañismo

Alberto Vargas Peña (F. Libertad) 

23 de agosto de 2000

  

  

Antes del 13 de agosto, y con un fraude masivo en las manos porque supuestamente se habían comprado suficiente cantidad de cédulas de identidad para garantizar la victoria de Felix Argaña, Nelson, el hermano menor, ministro de Defensa Nacional había preparado un equipo cívico militar, que incluía tres generales, entre ellos en Comandante de la Fuerza Aerea, para obligar, inmediatamente de proclamada la victoria de Félix, a Luis González Macchi, a renunciar y ceder la presidencia al electo. Las cosas no salieron como se pensaban y en lugar de Félix Argaña ganó Julio César Franco.

La primera víctima de la derrota fue Nelson Argaña, obligado a renunciar. Fue reemplazado por el entonces Comandante de las Fuerzas Militares y éste, a su vez, fue reemplazado por el Comandante de la Armada, Fuerza que responde, según se cree, a González Macchi. Por lo menos allí se refugia durante las crisis. Pero Nelson no será el único relevado. Le seguirán tres generales, uno de ellos el Comandante de la Fuerza Aerea, que aparentemente responde ciegamente al ex presidente Juan Carlos Wasmosy.

Dentro de la conspiración de los Argaña para hacerse inmediatamente del poder – al que hubieran tenido derecho sin conspirar si ganaban las elecciones- están, según se informa, José Alberto Planás, Walter Bower, Martín Chiola, ministros todavía del gabinete del senador González Macchi, y hombres, todos ellos, de Gustavo Stroessner, hijo del ex dictador.

“Habrá una seria movida militar” me dijo mi informante. “Y te garantizo que González Macchi se vá antes de tres meses”. En realidad González Macchi debe irse ahora mismo, puesto que es ilegítimo y usurpador.

El que se encuentra muy asustado ante los acontecimientos es el ex presidente Juan Carlos Wasmosy, que quería situar como Fiscal General del Estado a Marcelo Duarte, diputado, para evitar que progresen las querellas en su contra. Con el nombramiento del abogado de la familia Argaña como Fiscal General, la situación jurídica de Wasmosy se ensombrece. Los Argaña saben qué ocurrió con su padre, y Wasmosy tiene mucho que decir al respecto.

Las FFAA paraguayas están divididas, lo que crea un factor de inestabilidad. Está el grupo argañista-stronerista, que está siendo descabezado; está el grupo wasmosista, que tiene todavía fuerza en la cúpula; está el grupo de Gonzalez Macchi – la Armada, donde su tío, el vicealmirante Hugo Gonzalez fue comandante supremo durante mucho tiempo – y está la oficialidad oviedista en todas la armas. Aparentemente las armas de Caballería, Infantería y Aviación se encuentran muy molestas porque la caída del argañismo ha establecido un desequilibrio a favor de la Armada, que tiene ahora al ministro de Defensa y al Comandante de las Fuerzas Militares.

Entretanto en la ANR oficialista parece consolidarse el liderazgo de otro no-argañista, el Dr Nicanor Duarte Frutos ministro de Educación, que tiene cuentas que cobrarle al argañismo.

Parece que la caída del argañismo es total y que en muy poco tiempo se completará el barrido que suele ser la consecuencia en el Paraguay de la pérdida del poder político. 

 

 

VOLVER A PRIMERA PLANA