Make your own free website on Tripod.com
MEDIOS
abcboton.jpg (1386 bytes)
uhora.jpg (2856 bytes)
noticias2.jpg (3920 bytes)
logo-teveo.jpg (1167 bytes)
nacion.jpg (9869 bytes)

PORTALES

planet1.jpg (2155 bytes)

conexion1.jpg (2166 bytes)

highway1.jpg (1877 bytes)

multinet1.jpg (2038 bytes)

pol1.jpg (6530 bytes)

quanta1.jpg (2636 bytes)

supernet1.jpg (2199 bytes)

telesurf1.jpg (2011 bytes)

loguito.gif (5533 bytes)

Si los link están protegidos por derechos de copia, serán removidos a soicitud del propietario

HAGA CONOCER SU OPINIÓN

VOLVER A PRIMERA PLANA

Las donaciones a la Corte

Alberto Vargas Peña (F. Libertad) 

22 de junio de 2001



La Corte Suprema de Justicia se estaba preparando, sigilosamente, para
recibir una "donación" de 40 millones de dólares provenientes de una
empresa denominada KM de cuya existencia se sabe algo más que nada. La
"donación" requería una "garantía" y el Dr. Elixeno Ayala, miembros de la
Corte Suprema y el Escribano Osvaldo Vazquez, ex senador, eran los
promotores del operativo. Para cubrirse, los demás miembros de la Suprema
Corte consultaron el Dr. Julio González Ugarte, por ese entonces Director del
Banco Central del Paraguay, para conocer el mecanismo de la operación. El
Dr. Julio González Ugarte, que en ese momento estaba manejando el desvío
ilegal de 16 millones de dólares de los accionistas y acreedores de los
bancos Unión y Oriental, proporcionó por escrito una explicaciones solo
comprensibles para los iniciados. De cualquier modo todos los Ministros de la
Corte Suprema sabían que la donación no era gratis, sino una compensación
por una maniobra que no admitía ser discutida a la luz del día.

En momentos en que rugía como nunca el escándalo de los 16 millones de
dólares la Corte Suprema se disponía a recibir una donación con
características típicas de lavado de dinero, en el más absoluto silencio. No
cumplió con su deber de denunciar el caso a la Fiscalía y se guardó la oferta
en un cajón secreto, hasta más ver. Lo que ocurrió es que el Lic. Carlos José
Pecci, que se había enterado por casualidad de la existencia de la carta
enviada por la Corte al Dr. Julio González Ugarte, habló del tema en su
indagatoria, porque como Superintendente de Bancos suspendido por el
caso de los 16 millones de dólares se encontró como único detenido en una
prisión. Inmediatamente los Ministros de la Corte dieron su versión del tema y
exhibieron su coartada. Admitieron el "error" de no haber denunciado la
operación que involucraba a uno de los suyos, el Ministro Dr. Elixeno Ayala, y
sostuvieron que pudieron pecar de ingenuos, pero nunca de bandidos.

La Corte Suprema quedará absolutamente impune y ni se investigará que
contactos tuvo con una empresa que difícilmente sea encontrada en el futuro y
cual sería la contra partida de la "donación" tan generosa. Y el pueblo
quedará un poco más abatido por la constatación casi definitiva de estar
gobernados por una gavilla indestructible de deshonestos.

El propio presidente de la República, el usurpador Luis Ángel González
Macchi, acusado de diversos delitos comunes, sigue tan campante y se
mantendrá en el poder si da adecuados sueldos a los militares y prebendas
a la ANR que las está exigiendo a voz en cuello y casi bajo amenazas.

Este es el Paraguay al que acuden ahora los presidentes del MERCOSUR,
ofendiendo profundamente al pueblo paraguayo. Un Paraguay podrido hasta
los tuétanos por sus dirigentes, y que no contagia porque probablemente no
tiene nada que contagiar.

    

VOLVER A PRIMERA PLANA