Make your own free website on Tripod.com
MEDIOS
abcboton.jpg (1386 bytes)
uhora.jpg (2856 bytes)
noticias2.jpg (3920 bytes)
front-logo-dia.jpg (3564 bytes)
logo-teveo.jpg (1167 bytes)
nacion.jpg (9869 bytes)

PORTALES

planet1.jpg (2155 bytes)

conexion1.jpg (2166 bytes)

highway1.jpg (1877 bytes)

multinet1.jpg (2038 bytes)

pol1.jpg (6530 bytes)

quanta1.jpg (2636 bytes)

supernet1.jpg (2199 bytes)

telesurf1.jpg (2011 bytes)

loguito.gif (5533 bytes)

Si los link están protegidos por derechos de copia, serán removidos a soicitud del propietario

HAGA CONOCER SU OPINIÓN

VOLVER A PRIMERA PLANA

El poder de Walter Bower

Alberto Vargas Peña (F. Libertad) 

22 de febrero de 2001

Todo el mundo en Asunción se pregunta cual es el poder de Walter Bower, el aparentemente insustituible ministro - de cualquier cosa- del gabinete del senador Luis Ángel González Macchi. Se pueden ensayar algunas explicaciones.

Desde diciembre de 1998 se manejaba la información que el bloque de diputados que respondía a Atilio Martínez Casado - PLRA - no votaría el juicio político a Raúl Cubas mientras Luis María Argaña fuera vicepresidente.

Esta decisión la había comunicado el propio Atilio Martínez Casado a Walter Bower y fue publicada por la prensa. Cuando se conoció la noticia del atentado contra Argaña, el diputado Atilio Martínez Casado se encontraba viajando en el automóvil del entonces Contralor Gral. de la República el Dr. Daniel Fretes Ventre.

Recibió un  llamado por teléfono celular. La voz era de Walter Bower y según se comentó enseguida habría dicho: "El obstáculo está removido". Martínez Casado hizo escuchar la conversación a Fretes Ventre, que la comentó en rueda de amigos en su despacho de la Universidad de su propiedad, en el edificio que alquilaba a escasos metros de la entrada principal del Club Centenario, sobre la Avda. Mcal. López.

         ¿Que quiso decir Walter Bower? En mi opinión, solamente informaba de un suceso que había tomado estado público, pero en opinión de otras personas la frase "el obstaculo está removido" quería significar algo más.

Yo creo que la frase expresaba simplemente que el obstáculo había desaparecido, no que lo hubieran hecho desaparecer, porque sostengo hasta ahora, y no hay nada que me permita cambiar de opinión, que Luis María Argaña murió de muerte natural unas seis u ocho horas antes de la presentación del caso al público y el montaje del supuesto atentado. Pero creo también que Walter Bower sabe, exactamente, qué sucedió, donde y cuando.

Walter Bower, Juan Carlos Galaverna, José (Icho) Planás y alguno más - algunos dicen que Carlos Podestá y José Ernesto Villamayor, son los que llevaron a Luis González Macchi al poder, con la complicidad o la dirección de Maura Harty, la embajadora de Clinton, y Juan Carlos Wasmosy. Todos ellos saben que pasó tanto con el caso Argaña como con el caso de la masacre en la Plaza del Congreso. Pero Walter Bower sabe más que todos ellos y fue el que llevó el peso de la acción en aquellos días de marzo.

El poder de Walter Bower ya no se sustenta en la fuerza policial, como hace unos meses, puesto que allí lo odian más que a nadie, sino en el conocimiento. Yo creo que González Macchi no puede desprenderse de Walter Bower porque lo que sabe Bower, publicado con su firma, hará que el gobierno caiga en menos de un nano segundo.

Si es cierto que Argaña murió de muerte natural y el atentado fue fraguado, el crimen de la plaza fue organizado por quienes ahora pasan por víctimas, y la usurpación , que hasta ahora aparece disfrazada con un ropaje judicial, aparecerá descarnada. Y si es eso lo que sabe Walter Bower, es un conocimiento letal.

         A la hora que escribo esto, las 19:24, hora de Asunción del día 21 de febrero del 2.001, me dicen que Walter Bower fué expulsado del gabinete de González Macchi, pero no hay publicación alguna que me haga pensar que sea cierto.

Tal vez la presión internacional - sobre todo por el caso del mega asalto que perjudicó a bancos estadounidenses - obligue a González Macchi a negociar la salida de Walter Bower, en las condiciones que Bower imponga. Pero si eso ocurre, los días de González Macchi en el gobierno están contados, porque sea como sea, ya le den lo que pide o no, Walter Bower no callará. No tiene perfil para eso. Y cuando hable...

 

VOLVER A PRIMERA PLANA