Make your own free website on Tripod.com
MEDIOS
abcboton.jpg (1386 bytes)
uhora.jpg (2856 bytes)
noticias2.jpg (3920 bytes)
logo-teveo.jpg (1167 bytes)
nacion.jpg (9869 bytes)

PORTALES

planet1.jpg (2155 bytes)

conexion1.jpg (2166 bytes)

highway1.jpg (1877 bytes)

multinet1.jpg (2038 bytes)

pol1.jpg (6530 bytes)

quanta1.jpg (2636 bytes)

supernet1.jpg (2199 bytes)

telesurf1.jpg (2011 bytes)

loguito.gif (5533 bytes)

Si los link están protegidos por derechos de copia, serán removidos a soicitud del propietario

HAGA CONOCER SU OPINIÓN

VOLVER A PRIMERA PLANA

La universidad estancada

Alberto Vargas Peña (F. Libertad)

20 de diciembre de 2001

Un análisis profundo de la realidad paraguaya conducirá inevitablemente a la conclusión que la crisis se debe al sistema político imperante desde 1940 y a la falta casi absoluta de élite, que se debe al fracaso de la Universidad.

  Una de las primeras acciones llevadas a cabo por la dictadura del Mcal José Felix Estigarribia fue hacer intervenir la Universidad Nacional, mediante uno de sus más cercanos colaboradores: Alejandro Marín Iglesias. Con el advenimiento del Partido Colorado, después de la guerra civil de 1947, el atraco a la Universidad se profundizó. Poco a poco todos los grandes profesores que habían educado, ilustrado y dado ejemplo a la juventud paraguaya, fueron desplazados, reemplazados por políticos de escaso nivel intelectual y de nulo nivel moral. Eso determinó que la Universidad fracasara en su obligación de formar una ciudadanía educada, capaz de administrar correctamente el país y de dar ejemplo de conducta. Pero el fracaso mayúsculo de la Universidad paraguaya ha sido el no haberse puesto al día.

Las dos disciplinas más importantes para la administración correcta de un país, Derecho y Economía, son las que se quedaron en el tiempo, por falta de profesores que siguieran el curso de los acontecimientos mundiales en Economía y las nuevas tendencias jurídicas en Derecho. El pensamiento general paraguayo en lo que se refiere a estas dos disciplinas se quedó en el tiempo, y en el peor de los tiempos: En economía el keynesianismo, y en derecho, el totalitarismo.

Este fracaso de la Universidad se ha traducido en la permanencia de ideas antiguas y fracasadas, que siguen siendo las rectoras de las medidas que adopta el gobierno, que a su corrupción suma la ignorancia. Puedo afirmar que no se ha expresado una sola idea moderna en la República del Paraguay, en los últimos treinta años y que hoy se gobierna y se procede siguiendo las ideas que para 1960 habían dejado de ser válidas en el mundo.

Estoy seguro que en el Paraguay no habrá cambios significativos, y por consiguiente no habrá desarrollo de ninguna clase, hasta que la Universidad se ponga al día y comience a difundir las ideas que hoy se han demostrado conducentes en el mundo. La Universidad estancada es la traba más fuerte que tiene el proceso de desarrollo de un país.

Las ideas que han resultado en medidas apropiadas para resolver las crisis y optar al desarrollo no tienen cabida en el Paraguay porque no hay terreno fértil en el cual prender. Se exponen, pero no son comprendidas, y son permanentemente ridiculizadas por quienes han sido mal educados por la Universidad estancada, y ni siquiera tienen conciencia de su retraso.

    

VOLVER A PRIMERA PLANA