Make your own free website on Tripod.com
MEDIOS
abcboton.jpg (1386 bytes)
uhora.jpg (2856 bytes)
noticias2.jpg (3920 bytes)
front-logo-dia.jpg (3564 bytes)
logo-teveo.jpg (1167 bytes)
nacion.jpg (9869 bytes)

PORTALES

planet1.jpg (2155 bytes)

conexion1.jpg (2166 bytes)

highway1.jpg (1877 bytes)

multinet1.jpg (2038 bytes)

pol1.jpg (6530 bytes)

quanta1.jpg (2636 bytes)

supernet1.jpg (2199 bytes)

telesurf1.jpg (2011 bytes)

loguito.gif (5533 bytes)

Si los link están protegidos por derechos de copia, serán removidos a soicitud del propietario

HAGA CONOCER SU OPINIÓN

VOLVER A PRIMERA PLANA

¿Fuga a la medida?

Alberto Vargas Peña (F. Libertad) 

20 de setiembre de 2000

        

El Esc. Nelson Argaña ha acusado a dos personas de ser las que propiciaron la fuga de dos supuestos asesinos de su padre. Lo ha hecho como siempre, sin la menor evidencia que haga suponer que dice la verdad. El hecho sorprendente es que Lino Oviedo siempre resulte perjudicado por sus propias supuestas  acciones.

En el Paraguay de hoy hay que comprender algunas cosas que comenzaron a gestarse en 1970, con la construcción de la represa de Itaipú. En ese entonces estaba en Buenos Aires radicado Licio Gelli, jefe de la P2 italiana, responsable de una cantidad de hechos delictivos y conspiraciones de alto calibre.

Con Michelle Sindona habían desvalijado bancos y organizado toda clase de chanchullos, en los cuales estaba metido, hasta las orejas, el Stato Citta Vaticano. Licio Gelli viajó muchas veces al Paraguay en esos días y organizó la logia de los “barones de Itaipú” integrada por Enzo Debernardi, Fidencio Tardivo, Carlos Facetti, Gustavo Pedroso, Raúl Cubas, Ernesto Tippach y, en representación de Gustavo Stroessner, Juan Carlos Wasmosy.

Esa logia fue denunciada una y otra vez por Luis María Argaña, quien fue el que la bautizó: “Barones de Itaipú”. La logia tiene, hasta ahora, los pies firmemente asentados en el Opus Dei y la Mafia. De Licio Gelli no se sabe nada.

Lino César Oviedo fue parte del entramado de la mafia paraguaya a  través de su jefe el Gral. Andrés Rodríguez. Pero tanto él como Argaña, por diferentes motivos, la enfrentaron. Hoy los dos están radiados de la política paraguaya; uno, muerto, y el otro, acusado de esa muerte.

Yo no creo que la logia haya matado a Argaña- que a mi juicio murió de una anunciada muerte natural - pero creo que aprovechó brillantemente su muerte. Si se examinan los atentados italianos de la década del 70 se podrá ver la similitud entre ellos y el caso Argaña. La cuestión es que mediante la ilusión y el chantaje, los que manejaron la caída de Oviedo sostienen a los inexpertos hijos de Argaña como mascarones de proa para mantener a Oviedo bajo estricto control. Y esta fuga en la Argentina parece responder a esta necesidad de la logia.

¿Quién tiene el brazo tan largo para comprar la Policía Federal argentina? Solamente la logia, que tiene al cuñado del presidente De la Rúa como Director de Yacyretá, otro de los bastiones de los “barones”.

¿A quien realmente le conviene que desaparezcan los fugados? A la  logia, porque puede arrojar las sospechas sobre cualquiera. Los Argaña saben que su padre murió de muerte natural porque según toda la información disponible murió en su casa; Oviedo no sabe si murió de muerte natural o lo mataron; la logia sabe todo. Los Argaña tienen que obedecer a la logia porque si mi juicio es acertado no pueden reconocer que dejaron que la logia aproveche el cadáver de su padre para derribar al gobierno; la logia ha dado otro golpe magistral.

No sé donde está Licio Gelli, ni si está vivo o muerto, o en alguna prisión italiana. Pero leyendo los antecedentes, y sobre todo el libro de David Yallop ¿Por Voluntad de Dios? Se pueden hacer comparaciones y sacar conclusiones.

Licio Gelli estaba en el Paraguay y vivía en la Argentina cuando se organizó la logia de los “barones de Itaipú”. Es difícil que quien en ese momento dominaba la vida financiera italiana mediante la P2 no haya estado metido hasta el fondo en el mayor negocio que se estaba gestando en América Latina, sobre todo cuando que las autoridades paraguayas en el plano energético eran todas italianas....y fascistas.

Enzo Debernardi, el principal actor en esos días, fue  “camisa negra” y combatiente por Mussolini en la Segunda Guerra Mundial.

Si esta fuga de la Argentina fue programada y alentada por la Policía Federal no hay que buscar demasiado para saber quienes fueron los planificadores. Es una fuga a la medida para la logia de los barones de Itaipú, que han conseguido reavivar el fuego del macabro suceso de marzo, apagar los ecos de la victoria libero-oviedista del 13 de agosto y abrir las puertas para nuevas persecuciones. 

    

VOLVER A PRIMERA PLANA