Make your own free website on Tripod.com
MEDIOS
abcboton.jpg (1386 bytes)
uhora.jpg (2856 bytes)
noticias2.jpg (3920 bytes)
front-logo-dia.jpg (3564 bytes)
logo-teveo.jpg (1167 bytes)
nacion.jpg (9869 bytes)

HAGA CONOCER SU OPINIÓN

PORTALES

planet1.jpg (2155 bytes)

conexion1.jpg (2166 bytes)

highway1.jpg (1877 bytes)

multinet1.jpg (2038 bytes)

pol1.jpg (6530 bytes)

quanta1.jpg (2636 bytes)

supernet1.jpg (2199 bytes)

telesurf1.jpg (2011 bytes)

loguito.gif (5533 bytes)

Si los link están protegidos por derechos de copia, serán removidos a soicitud del propietario

HAGA CONOCER SU OPINIÓN

 

 

VOLVER A PRIMERA PLANA

Gobierno sin chances

Alberto Vargas Peña (Fundación Libertad)

20 de abril de 2000

Este gobierno tiene origen espureo. Es ilegítimo porque proviene de un golpe de estado dado por el Poder Legislativo que forzó, violando todas las leyes imaginables, una parodia de juicio político y la renuncia del presidente constitucional electo el 10 de mayo de 1998; es usurpador porque el sucesor interino se ha convertido, por obra y gracia de un “fallo” inconstitucional en sucesor designado definitivo, y es un desastre porque no se trata en realidad de un gobierno sino de una pandilla que se ha lanzado sobre la caja fiscal para vaciarla en provecho propio.

Este gobierno no tiene rumbo, porque una pandilla dedicada al saqueo no puede fijar políticas de ninguna clase, salvo las de ver como robar

más.

No puede pues cumplir ninguna de las promesas hechas, no al pueblo que no fue consultado, sino a los organismos internacionales, que le dieron patente, no de legitimidad que es imposible sino de permanencia e impunidad.

Este gobierno no tiene perspectivas porque no tiene gente pensante ni honesta. Dedicado al saqueo no puede analizar la situación mundial actual y fijar la posición paraguaya para ver cómo insertarse con ventajas.

Dentro de este terrible panorama se debate un pueblo cada día más

pobre, cada día más miserable, cada día más quebrado. Y digo que se debate porque tiene la debilidad intrínseca de los pueblos pobres: Carece de dignidad y de fortaleza como para levantarse y reclamar sus derechos.

Este gobierno no tiene perspectivas además porque no existe una elite política capaz de enderezar el rumbo. No hay uno solo de los protagonistas actuales que no haya estado inmerso en el golpe contra la democracia, la Constitución y el estado de Derecho y no sea culpable, después, de incuria, negligencia e inutilidad.

El estado general del país es aterrador. La caja fiscal se halla desfondada y nadie, absolutamente nadie, contribuye de buena gana. La enorme evasión fiscal debe atribuirse, sin duda alguna, a la desconfianza que genera el gobierno. La falta de inversiones hace que la crisis económica se vaya profundizando cada vez más, y la ilegitimidad del gobierno hace que ni siquiera los organismos internacionales cómplices se atrevan a darles dinero a crédito.

Este gobierno no hará reformas porque no puede hacerlas; su  ilegitimidad lo convierte en víctima de cuanto sindicato se forme en cualquier

parte, y su deshonestidad visceral hace imposible que se tomen medidas que por lo menos hagan de paliativo.  Por otra parte, no hará reformas porque aún si fuera legítimo y aún si fuera honesto, es profundamente ignorante y no tiene la menor idea de lo que se habla cuando la conversación se refiere a reformas de fondo y reactivación económica.

Analizadas una a una las personas que hoy manejan el gobierno, se encontrará que son absolutamente inapropiadas para gobernar, y mucho, muchísimo menos para definir y orientar los cambios que necesita el Paraguay para insertarse en el mundo globalizado y competitivo de hoy.

Se trata de una crisis terminal de la que el Paraguay no saldrá fácilmente, y probablemente tampoco dentro de un futuro cercano. Si un mago decidiera acabar hoy con el gobierno y poner en su lugar a los mejores y más capaces, pasaría un largo tiempo de privaciones y dolorosos ajustes antes de que sobrevenga la reacción.