Make your own free website on Tripod.com
MEDIOS
abcboton.jpg (1386 bytes)
uhora.jpg (2856 bytes)
noticias2.jpg (3920 bytes)
logo-teveo.jpg (1167 bytes)
nacion.jpg (9869 bytes)

PORTALES

planet1.jpg (2155 bytes)

conexion1.jpg (2166 bytes)

highway1.jpg (1877 bytes)

multinet1.jpg (2038 bytes)

pol1.jpg (6530 bytes)

quanta1.jpg (2636 bytes)

supernet1.jpg (2199 bytes)

telesurf1.jpg (2011 bytes)

loguito.gif (5533 bytes)

Si los link están protegidos por derechos de copia, serán removidos a soicitud del propietario

HAGA CONOCER SU OPINIÓN

VOLVER A PRIMERA PLANA

La dictadura tutelada

Alberto Vargas Peña (F. Libertad) 

19 de julio de 2001

El gobierno paraguayo es, además de ilegítimo y usurpador, una dictadura. Todos los resortes del poder están en manos de una camarilla impermeable, que dispone de la justicia, la legislatura y la administración, para hacer lo que le viene en gana. La ley, en el Paraguay, no existe sino en el papel, y se aplica o no, conforme a la voluntad de la camarilla dictadora. Hay que aclarar que en el Paraguay no hay un dictador, sino una camarilla dictadora.

            ¿Como fue que el Paraguay, que buscó la democracia a cañonazos la noche del 2 al 3 de febrero de 1989, vino caer otra vez en la forma de gobierno que tanto sangre, lágrimas y sudor le costó en el cercano pasado? Por una razón de mucho peso: La influencia de los Estados Unidos de América y de la Rca. Federativa del Brasil.

El Gral. Andrés Rodríguez, el hombre que rompió la hegemonía de Alfredo Stroessner, tenía cuentas muy abultadas que pagar a los Estados Unidos de América porque fue, en su momento, un notorio traficante de drogas. Para blanquear su figura, aceptó todas las presiones estadounidenses, incluido el nombramiento de su heredero, Juan Carlos Wasmosy, que también era hombre del Brasil. Wasmosy pertenece a la logia que maneja Itaipú y que siempre estuvo bajo las ordenes y la dirección del gobierno brasileño.

Rodríguez siguió manejando el tráfico de drogas ya con el embajador de los Estados Unidos, Sr. Timothy Towell - caso Parque Cue- quien se convirtió, apenas consagrado, mediante un doble fraude, el Ing Juan Carlos Wasmosy, como presidente de la República, en el principal lobbista del gobierno paraguayo en Washington. Wasmosy de inmediato inició una relación de negocios con Mark Jiménez, el hombre de Clinton para los negocios sucios, y recibió la bendición estadounidense para hacer del Paraguay su coto de caza privado.

            El Brasil, para no quedarse atrás, comenzó a hacer negocios con Wasmosy, que culminarían con un segundo puente sobre el rio Paraná, que hubiera hecho multimillonarios a algunos políticos brasileños. Con esto, el Brasil y los Estados Unidos pasaron a ser los tutores de la camarilla paraguaya de Wasmosy. Cuando el Ing. Raúl Cubas ganó la presidencia de la República en comicios irreprochables, tanto el Brasil como los Estados Unidos movilizaron sus embajadas para derribarlo y lo consiguieron en marzo de 1.999.

            Desde ese entonces el Brasil y los Estados Unidos mantienen el tutelaje de un gobierno ilegítimo y usurpador, al que ayudan de todas las formas posibles y le permiten destruir, una por una, las estructuras de la democracia. Primero fue la voluntad popular; después fue la Justicia y ahora es la libertad de prensa.

            Los paraguayos, que eran sinceros amigos de los Estados Unidos y del Brasil, ahora están cambiando rápidamente de opinión. No se puede ser amigo de quien sostiene a los opresores y ladrones.

            Es cierto que la guerra fría ya acabó y que los Estados Unidos pueden darse el lujo de pisotear impunemente a todo el mundo. Pero el futuro no está develado y muchas cosas pueden ocurrir. Y entonces, si ocurren, el pueblo recordará quienes fueron los responsables de esta nueva dictadura.

    

VOLVER A PRIMERA PLANA