Make your own free website on Tripod.com
MEDIOS
abcboton.jpg (1386 bytes)
uhora.jpg (2856 bytes)
noticias2.jpg (3920 bytes)
front-logo-dia.jpg (3564 bytes)
logo-teveo.jpg (1167 bytes)
nacion.jpg (9869 bytes)

PORTALES

planet1.jpg (2155 bytes)

conexion1.jpg (2166 bytes)

highway1.jpg (1877 bytes)

multinet1.jpg (2038 bytes)

pol1.jpg (6530 bytes)

quanta1.jpg (2636 bytes)

supernet1.jpg (2199 bytes)

telesurf1.jpg (2011 bytes)

loguito.gif (5533 bytes)

Si los link están protegidos por derechos de copia, serán removidos a soicitud del propietario

HAGA CONOCER SU OPINIÓN

VOLVER A PRIMERA PLANA

¿Y a Paraguay, cuándo le toca?

Alberto Vargas Peña (Fundación Libertad)

19 de julio de 2000

       

         El caso Fujimori, dictador peruano que se hizo con el poder mediante un fraude de niveles cósmicos, está inquietando “las grandes democracias de América” según Andrés Oppenheimer, periodista argentino que escribe en el Miami Herald y La Nación de Buenos Aires. Aparentemente estas “grandes democracias” se encuentra viendo que medidas adoptar para señalar “su disgusto” a Fujimori.

         Fujimori preocupa, pero Gonzalez Macchi, que se hizo con el poder en el Paraguay convirtiendo en permanente un interinato, no molesta a nadie.

       Al contrario. Los Estados Unidos y “las grandes democracia latinoamericanas” han venido apoyando sistemáticamente a la dictadura paraguaya. Cada vez que un embajador de las “grandes democracias” abr la boca en Asunción es para dar apoyo a Gonzalez Macchi, un senador que se constituyó en presidente de la República gracias a un fallo completamente inconstitucional dado por la Corte Suprema de Justicia paraguaya. La “cláusula democrática”  del MERCOSUR es letra muerta para el Paraguay.

           ¿Por qué Fujimori molesta y Gonzalez Macchi no? Oppenhaeimer dice que “las grandes democracias temen que el mal ejemplo de la dictadura peruana se propague. ¿Y no temen que el mal ejemplo de la dictadura paraguaya haga lo propio? Dictadura es dictadura, sea peruana o paraguaya. Ocurre que al Perú no lo pueden tutelar ni brasileños ni argentinos ni estadounidenses ni unióneuropeos. Al Paraguay si, y lo tutelan, lo despojan y lo pisotean. Brasil apoya al gobierno ilegítimo y usurpador de Gonzalez Macchi porque a cambio de eso le quitará la energía de Itaipú, a punto de ser entregada. No le importa que haya o no democracia, al contrario; con la democracia tendrá que negociar, mientras que a este gobierno paraguayo le puede obligar a hacer lo que se le antoja.

         ¿Y que se puede decir de la “democracia” argentina? Un gobierno paraguayo títere entregará Yacyretá, la segunda hidroeléctrica más grande del mundo. Los Estados Unidos quieren sus bases sin molestia y España. Por ejemplo, quiere apropiarse del sector combustibles vía REPSOL. Estas son las razones , de mucho peso, que hacen que el Paraguay no sea tenido en cuenta por las “grandes democracias” para preservar el sistema.

              A nadie, por ejemplo, le interesó lo que dice la Constitución paraguaya acerca de las vacancias de presidente y vicepresidente. Acaba de aparecer un libro muy completo, denominado “Vacancia Presidencial” del Dr. Alberto Nicanor Duarte, conocido profesor de la Facultad de Derecho de la Universidad Católica, que demuestra la inexistencia del fallo de la Corte Suprema de Justicia que convirtió en presidente permanente a quien debió ser – y es – presidente interino, y al Paraguay en una dictadura con gobierno ilegítimo y usurpador. No creo que el libro mueva a las “grandes democracias” a rever su posición con respecto al gobierno paraguayo, que persigue a los adversarios políticos, los veja y pisotea los Derechos Humanos impunemente. Oppenheimer seguirá centrando su atención en el Perú, creyendo que la gripe dictatorial solamente se encuentra allí y solamente de allí podrá provenir el contagio.

          Las enfermedades son caprichosas, y el virus paraguayo puede convertirse en algo peor que la influenza.  

    

VOLVER A PRIMERA PLANA