Make your own free website on Tripod.com
MEDIOS
abcboton.jpg (1386 bytes)
uhora.jpg (2856 bytes)
noticias2.jpg (3920 bytes)
front-logo-dia.jpg (3564 bytes)
logo-teveo.jpg (1167 bytes)
nacion.jpg (9869 bytes)

PORTALES

planet1.jpg (2155 bytes)

conexion1.jpg (2166 bytes)

highway1.jpg (1877 bytes)

multinet1.jpg (2038 bytes)

pol1.jpg (6530 bytes)

quanta1.jpg (2636 bytes)

supernet1.jpg (2199 bytes)

telesurf1.jpg (2011 bytes)

loguito.gif (5533 bytes)

Si los link están protegidos por derechos de copia, serán removidos a soicitud del propietario

HAGA CONOCER SU OPINIÓN

VOLVER A PRIMERA PLANA

Hilo perverso

Alberto Vargas Peña (F. Libertad) 

18 de diciembre de 2000

  

He sostenido, desde los ya lejanos días de 1992 en los que se discutía una nueva Constitución para el Paraguay, que el proyecto del Dr. Oscar Paciello, que servía de base a las discusiones en la Convención Constituyente, era no solamente erróneo sino perverso, porque bajo un disfraz democrático se establecía una Constitución profundamente autoritaria. Mis críticas estaban plasmadas en el proyecto de Constitución presentado por la Unión Industrial Paraguaya, a la Convención Constituyente.

La Constitución de 1992 tiene un hilo perverso, que la hace el instrumento ideal para la dominación de un grupo sobre el pueblo. El hilo parte del sistema de representación proporcional, que permite la dominación e instrumentación del Congreso, pasa por el Consejo de la Magistratura y el Jurado de Enjuiciamiento, que permiten someter a la Justicia, y termina en la forma de elegir al Contralor y el Fiscal General del Estado, que permite la impunidad total.

La idea central no es de Paciello, sino de Bismarck, y ya estuvo explicada minuciosamente en un libro de Maurice Joly que data de finales del siglo XIX y se denomina “Diálogo en los Infiernos entre Montesquieu y Machiavello” reeditado en 1955 por Carlos Arrayagaray, político argentino, comentando y criticando al gobierno peronista en aquel momento recientemente derribado por un golpe militar. Paciello no hizo más que copiar al pié de la letra las instrucciones de Macchiavello imaginadas por Joly y aprovecharse de la profunda ignorancia de los constituyentes de 1992.

Mientras ese hilo perverso no se rompa, y se reestablezcan los principios democráticos en una Constitución nueva, el Paraguay continuará como está, en la pendiente del desastre.

He propuesto en 1992 cosas que ya no son adecuadas en el 2.001. Por eso he vuelto a estudiar el tema constitucional a fondo y ahora creo que hay que diseñar una Constitución de estas características: Que sea casi federal, con descentralización autonómica y autárquica; que establezca la representación uninominal aboliendo el sistema de representación proporcional; que haya elecciones de congresistas a mitad de mandato; que los fiscales y contralores sean electos por el pueblo; que se establezca el Presupuesto equilibrado, la inflación cero y la dolarización; que desaparezca el Consejo de la Magistratura, los jueces sean vitalicios e inamovibles y sean nombrados después de un examen de oposiciones y que el Jurado de Enjuiciamiento de Magistrados sea ad hoc; que desaparezca la banca central y que el impuesto tenga un límite absoluto que no rebase en ningún caso el 15%; que el gobierno central solamente se ocupe de seguridad y defensa y sean los gobiernos departamentales los que lleven el peso de la administración en cada Departamento. Es decir, una Constitución copiada en lo posible de la estadounidense.

La democracia es una sola, lo he sostenido siempre y nada de lo  sucedido en la historia del mundo me ha hecho cambiar de opinión.  No puede  haber muchos tipos de democracia sino una: La representativa liberal, que implica el gobierno de la ley, con límites precisos de hasta donde  puede ir la ley.

         Yo quiero para el Paraguay, y a corto plazo, la democracia representativa liberal. Quiero que se rompa el hilo perverso que nos somete a una partidocracia que no puede ser sino rapaz, incapaz y autoritaria, para dejar paso a la libertad.

  

  

    

VOLVER A PRIMERA PLANA