Make your own free website on Tripod.com
MEDIOS
abcboton.jpg (1386 bytes)
uhora.jpg (2856 bytes)
noticias2.jpg (3920 bytes)
logo-teveo.jpg (1167 bytes)
nacion.jpg (9869 bytes)

PORTALES

planet1.jpg (2155 bytes)

conexion1.jpg (2166 bytes)

highway1.jpg (1877 bytes)

multinet1.jpg (2038 bytes)

pol1.jpg (6530 bytes)

quanta1.jpg (2636 bytes)

supernet1.jpg (2199 bytes)

telesurf1.jpg (2011 bytes)

loguito.gif (5533 bytes)

Si los link están protegidos por derechos de copia, serán removidos a soicitud del propietario

HAGA CONOCER SU OPINIÓN

VOLVER A PRIMERA PLANA

De la Rúa y González Macchi

Alberto Vargas Peña (F. Libertad) 

17 de setiembre de 2001

El usurpador paraguayo, Luis Ángel González Macchi, recibió en pocas horas, el apoyo del embajador de los Estados Unidos de América, Sr David Grenlee y el del presidente constitucional argentino Fernando de la Rúa. Todos creen que De la Rúa obedece órdenes del gobierno de los Estados Unidos en razón de su enorme dependencia, pero yo no lo creo. A mí me parece que los motivos de De la Rúa son dos: El Pilcomayo y la represa de Corpus.

González Macchi es el presidente menos popular de la República del Paraguay. Si se votara hoy, tendría menos del uno por ciento de los votos. Es usurpador, esto es, ha llegado a la presidencia por la vía del golpe de estado. Es corrupto hasta la médula e incapaz demostrado.

El apoyo estadounidnse se explica en el deseo de las empresas estadounidenses de apoderarse, con monopolio incluido, de la telefónica básica paraguaya, no porque sea demasiado lucrativa sino porque le permitirá completar su red universal de espionaje "Echelon".

El apoyo argentino se basa en el deseo del gobierno argentino de contar con un foco de recursos subrepticio, como será el negociado de Corpus, y de preservar el desvío del Pilcomayo. González Macchi es el único que garantiza a que ello suceda. Pero hay más. Cardoso también apoya a González Macchi porque quiere quedarse con toda la energía de Itaipú al precio vil que está consiguiendo.

            La corrupción y la ineficacia de González Macchi son, en definitiva, la base del apoyo de lo tres países que determinan el futuro paraguayo.

            A De la Rúa no le interesa que González Macchi sea usurpador ni que la mafia gobierne al Paraguay, al contrario. Quiere que eso siga así por lo menos hasta el 2.003. Después se verá como llevar a otro cómplice.

No le causa repugnancia abrazarse a una persona como González Macchi y no le causará temor enviar tropas argentinas ara defenderlo, en caso que alguien se haga el loco. Existe, me dijeron, ya un pacto entre el Brasil y la Argentina en ese sentido, apoyado por el gobierno de los Estados Unidos de América.

             González Macchi parece tener asegurado su sillón hasta el 2.003.

 

    

VOLVER A PRIMERA PLANA