Make your own free website on Tripod.com
MEDIOS
abcboton.jpg (1386 bytes)
uhora.jpg (2856 bytes)
noticias2.jpg (3920 bytes)
logo-teveo.jpg (1167 bytes)
nacion.jpg (9869 bytes)

PORTALES

planet1.jpg (2155 bytes)

conexion1.jpg (2166 bytes)

highway1.jpg (1877 bytes)

multinet1.jpg (2038 bytes)

pol1.jpg (6530 bytes)

quanta1.jpg (2636 bytes)

supernet1.jpg (2199 bytes)

telesurf1.jpg (2011 bytes)

loguito.gif (5533 bytes)

Si los link están protegidos por derechos de copia, serán removidos a soicitud del propietario

HAGA CONOCER SU OPINIÓN

VOLVER A PRIMERA PLANA

Kafka develado

Alberto Vargas Peña (F. Libertad) 

17 de julio de 2001

La América Latina es un mundo kafkiano, donde todo es posible, donde nada es como debería ser y donde se trata de disfrazar la realidad a fin de que se crea que es como debería ser. Lo ocurrido con el Gral Lino César Oviedo en el Brasil es un ejemplo más de esa peculiaridad de la América Latina, pero con la diferencia, ahora, que lo kafkiano es transparente.

            Oviedo es un perseguido político del régimen usurpador paraguayo instalado mediante un golpe de estado en marzo de 1.999. Se le han inventado causas comunes, que no tienen el menor asidero. En el "caso Argaña" ni siquiera se sabe si Argaña estaba o no muerto al momento del supuesto y fraguado atentado, ni de qué causas murió. No existe autopsia ni certificación de la hora de la muerte ni nada. Se le atribuye a Oviedo la autoría moral a raíz de la declaración falsa de un testigo comprobadamente falso, que inventó una historia que se vino abajo porque involucró en ella a una persona muerta.

            El gobierno paraguayo demostró fehacientemente que Oviedo es un perseguido político. Apeló con todas sus armas al Brasil para evitar que Oviedo se beneficiara con el status de refugiado político, enviando al propio abogado del usurpador, el Dr. Jorge Vasconcellos a hacer lobby ante el CONARE, el organismo administrativo del Brasil que administra las solicitudes de reconocimiento del status de refugiado. Con esto solamente, en cualquier país del mundo, bastaría para comprobar, con una evidencia palpable, que Oviedo es un perseguido político. En el Brasil no.

            ¿Por que el Brasil, que pretende hacerse pasar por país serio - que todos saben que no lo es - comete una barbaridad de tamaña naturaleza? Porque Oviedo es una carta demasiado importante en su deseo de obtener toda la energía de Itaipú, y cuenta con ella para hacer arrodillar al gobierno usurpador paraguayo. ¿Kafkiano? Si, pero transparente.

Para que el gobierno paraguayo entienda de qué se trata, Brasil le concede "prisión domiciliaria" a alguien que ni siquiera debería estar preso. El gobierno paraguayo no pica. Entonces hace conocer la ley del refugiado y Oviedo pica. El gobierno paraguayo se asusta y corre al Brasil a pedir que no se conceda el status.

¿A qué precio? ¿Alguien en su sano juicio puede creer que el Paraguay pueda presionar con algo a ese imperio gigante que es el Brasil? El CONARE rechaza sin fundamentar el pedido de Oviedo. Ahora hay que ver que pasará con la energía de Itaipú.

Todavía el Brasil tiene la opción de modificar lo hecho en el Ministerio de Justicia, por lo cual el caso Oviedo sigue siendo un as en la manga. ¿Por que no fundamentó el CONARE el rechazo? Para dar al Ministro de Justicia del Brasil la posibilidad de enmendarle la plana. Ahora la pelota está otra vez en el campo paraguayo. ¿Se arrodilla el gobierno usurpador o no?

            Lino César Oviedo está siendo utilizado como una baraja ganadora en el juego del Brasil. El debería hacer lo que Perón hizo, volver a cualquier riesgo. Si quiere ser el líder tiene que hacerlo, de lo contrario se hundirá en el silencio. Si Oviedo se resigna a ser un naipe en el juego brasileño, no podrá después, cualquiera sea el resultado del juego, defender los intereses paraguayos. Es extraño, pero del Oviedo astuto de hace unos años, ya queda muy poco.

            Brasil, es muy posible, conseguirá lo que quiere, de cualquier manera. González Macchi no será el primer político paraguayo que se rinda a sus deseos. Lamentablemente Oviedo, que tiene todo para jugar con naipes propios, se ha dejado manosear y madrugar.

             ¿Kafkiano? Si, pero tan transparente.....

    

VOLVER A PRIMERA PLANA