Make your own free website on Tripod.com
MEDIOS
abcboton.jpg (1386 bytes)
uhora.jpg (2856 bytes)
noticias2.jpg (3920 bytes)
front-logo-dia.jpg (3564 bytes)
logo-teveo.jpg (1167 bytes)
nacion.jpg (9869 bytes)

PORTALES

planet1.jpg (2155 bytes)

conexion1.jpg (2166 bytes)

highway1.jpg (1877 bytes)

multinet1.jpg (2038 bytes)

pol1.jpg (6530 bytes)

quanta1.jpg (2636 bytes)

supernet1.jpg (2199 bytes)

telesurf1.jpg (2011 bytes)

loguito.gif (5533 bytes)

Si los link están protegidos por derechos de copia, serán removidos a soicitud del propietario

HAGA CONOCER SU OPINIÓN

 

 

VOLVER A PRIMERA PLANA

 

LAS PERSPECTIVAS PARAGUAYAS

Alberto Vargas Peña (miembro de la Fundación Libertad)

Para las elecciones de agosto – si Marte quiere que se realicen – se presentan varios candidatos, todos los cuales, según creo, reclamarán la presidencia, como será de su derecho, si ganan.

Del lado de la ANR están Felix Argaña, Diógenes Martinez, Enrique Riera y varios tapados, que pujarán después de las internas de ese partido. Del lado de PLRA, están Julio Cesar Franco y Luis Alberto Wagner. No hay más participantes. No se sabe quien se presentará como candidato independiente.

Analizando el perfil de los candidatos de la ANR el único capaz de comprender el significado y la dirección de las reformas indispensables es Enrique Riera (h).

Los otros son recalcitrantes nacionalistas y agraristas, partidarios del dirigismo y el prebendarismo. El mismo Gral. Oviedo, que probablemente será el árbitro de las elecciones internas de la ANR, es un firme partidario de las políticas de su partido de mediados del siglo pasado, y me refiero al siglo veinte.

Los candidatos radicales no mejoran las perspectivas, Ni Wagner ni Franco son liberales; Wagner ha tenido alguna experiencia en la administración porque fue gobernador del Departamento Central, pero Franco es una nulidad. Ninguno de los dos ha demostrado tener proyecto, y ambos recitan un catecismo aprendido de memoria.

No se puede hablar de lo que no hay, por consiguiente no tomo en cuenta la posibilidad de que surja un buen candidato independiente, que demuestre conocimientos y decisión para llevar a cabo las reformas. Del lado de los candidatos conocidos no hay nada.

¿Qué ocurrirá cuando sea electo cualquiera de ellos con el Congreso?

Este Congreso es absolutamente incapaz de realizar un solo acto en beneficio del país. Los votos se compran y se venden en forma descarada, y, sobre todo los senadores, son estultos, ignorantes, incapaces, y sospechosamente inclinados hacia las posiciones del Ing. Juan Carlos Wasmosy.

¿Qué ocurrirá con el Poder Judicial, que es considerado, a nivel mundial, como proclive a cometer los peores errores, en forma sistemática y casi siempre con inclinaciones hacia lo que desea el Ing. Juan Carlos Wasmosy, al que no indaga ni molesta, a pesar de los trescientos y pico de expedientes documentados que demuestran lo que hizo contra el país durante su mandato?

Todo el mundo sabe que el electo no podrá gobernar con esas dos instituciones. ¿Qué hará? ¿Disolverá el Congreso y la Corte? Y si no se atreve a hacerlo ¿como podrá sacará al país del desastre en que se encuentra?

Las perspectivas no son medianamente buenas, ni siquiera buenas. Son malas. El Paraguay no tiene salida.

La única esperanza es que aparezca un candidato independiente con un discurso moderno, que concite el apoyo de una mayoría tan clara, que le permita hacer lo que hay inevitablemente que hacer. Pero es una esperanza remota.