Make your own free website on Tripod.com
MEDIOS
abcboton.jpg (1386 bytes)
uhora.jpg (2856 bytes)
noticias2.jpg (3920 bytes)
front-logo-dia.jpg (3564 bytes)
logo-teveo.jpg (1167 bytes)
nacion.jpg (9869 bytes)

PORTALES

planet1.jpg (2155 bytes)

conexion1.jpg (2166 bytes)

highway1.jpg (1877 bytes)

multinet1.jpg (2038 bytes)

pol1.jpg (6530 bytes)

quanta1.jpg (2636 bytes)

supernet1.jpg (2199 bytes)

telesurf1.jpg (2011 bytes)

loguito.gif (5533 bytes)

Si los link están protegidos por derechos de copia, serán removidos a soicitud del propietario

HAGA CONOCER SU OPINIÓN

VOLVER A PRIMERA PLANA

Política paraguaya en Mercosur

Alberto Vargas Peña (F. Libertad) 

15 de diciembre de 2000

  

Cuando un país se decide a integrar una organización económica, como una zona de libre comercio, una unión aduanera o un mercado común debe tener una política que le asegure su propio desarrollo dentro del sistema. De otro modo, no se justifica salir de la individualidad. Un país se integra a otros, en cualesquiera de las formas de integración conocida, para desarrollarse mejor. El objetivo de toda política nacional de integración debe ser crecer más de lo que sería posible dentro del sistema de independencia.

¿Cuál ha sido la política paraguaya dentro del MERCOSUR?  Se podría decir que el Paraguay no ha tenido una política definida ni ha tenido objetivos dados los resultados obtenidos. Desde 1989 el Paraguay decrece, y desde 1991, año de la creación del MERCOSUR el Paraguay retrocede en términos económicos. O no ha tenido política o si la tuvo no supo imponerla. Esto es muy claro, que hasta los más fervientes admiradores de las integraciones puede verlo, palparlo y, como toda la sociedad paraguaya, sufrirlo.

Yo no creo en las integraciones a medias. Las experiencias de ALALC y ALADI me han enseñado que el Paraguay no tiene ninguna perspectiva de crecimiento en integraciones parciales, en las cuales no haya organizaciones supra nacionales que garanticen que los acuerdos serán cumplidos. Cualquier acuerdo con el Brasil y la Argentina se cumplirá, sin tales organizaciones, mientras el Brasil o la Argentina logren sus objetivos; si no ocurre tal cosa, no se cumplirán.

La experiencia de la actual Unión Europea demuestra que las integraciones deben avanzar hacia la estructuración de una nueva nación, o una federación de naciones, que tenga organizaciones federales que garanticen que cada estado participante sea tratado con equidad y justicia. Cuando una nación pequeña y de menor desarrollo se integra con naciones grandes y mucho más desarrolladas solamente puede esperar una cosa: Ser anexada.

La única forma de integración en la que naciones pequeñas y de menor desarrollo pueden integrarse a naciones grandes y de mayor desarrollo es que la integración sea federal y que hayan organizaciones supranacionales que garanticen el trato equitativo y justo.

La política del Paraguay en el MERCOSUR debería ser la de conseguir, a toda costa, la formación de organizaciones supranacionales tales como un Congreso, una Justicia y una moneda general que impidan que los estados grandes lo devoren. El Paraguay no tiene esa política porque ha creído –erróneamente como se demuestra cada día – que es posible una integración útil con países mayores.

Ahora, por ejemplo, el Paraguay hace cuestión fundamental el asunto de la maquila, mientras que Brasil y Argentina se niegan a concederle la más mínima posibilidad en ese campo. La maquila no es fundamental y no le concederán nada, porque lo fundamental es otra cosa: Son las organizaciones supra nacionales.

El Paraguay amenaza con irse del MERCOSUR y está bien que lo haga, pero no debería ser por la maquila sino por las organizaciones supra nacionales. El MERCOSUR es y será perjudicial al Paraguay, con maquila  y todo, mientras no haya las organizaciones que garanticen que los grandes tiburones estarán sometidos a una ley supra nacional.

  

  

    

VOLVER A PRIMERA PLANA