Make your own free website on Tripod.com
MEDIOS
abcboton.jpg (1386 bytes)
uhora.jpg (2856 bytes)
noticias2.jpg (3920 bytes)
logo-teveo.jpg (1167 bytes)
nacion.jpg (9869 bytes)

PORTALES

planet1.jpg (2155 bytes)

conexion1.jpg (2166 bytes)

highway1.jpg (1877 bytes)

multinet1.jpg (2038 bytes)

pol1.jpg (6530 bytes)

quanta1.jpg (2636 bytes)

supernet1.jpg (2199 bytes)

telesurf1.jpg (2011 bytes)

loguito.gif (5533 bytes)

Si los link están protegidos por derechos de copia, serán removidos a soicitud del propietario

HAGA CONOCER SU OPINIÓN

VOLVER A PRIMERA PLANA

Se habla de amnistía

Alberto Vargas Peña (F. Libertad) 

14 de junio de 2001

   

Me ha dicho una fuente muy cercana al oviedismo, que el actual usurpador
de la presidencia de la República, el Dr. Luis Ángel González Macchi, se
encuentra buscando desesperadamente apoyo del movimiento UNACE, no
solamente para mantenerse en el gobierno sino para conseguir su reelección
en el año 2.003. 
Propone una amnistía para el Gral. Lino Cesar Oviedo, que
puede llevar adelante por sí mismo en su carácter de Comandante en Jefe.
La propuesta me pareció delirante, puesto que González Macchi concita el
rechazo casi unánime de la ciudadanía y porque no creo que una persona
inteligente admita una amnistía cuando está protestando inocencia.
El fallo militar contra Lino Cesar Oviedo es totalmente nulo. Fue tomado por
un Tribunal especial, prohibido por la Constitución y contrariando las
disposiciones de las leyes 1.125 y 845 que rigen la vida militar, y en un caso
en el que el Gral. Oviedo fue incluido de la manera más ilegal posible. Una
amnistía en este campo daría un disfraz de legalidad al fallo e impediría su
revisión y anulación, como inevitablemente tiene que suceder en un futuro
cercano.
González Macchi no puede amnistiar a nadie en el fuero ordinario ya que eso
corresponde al Congreso, pero una amnistía sobre los sucesos ocurridos en
marzo de 1.999 impediría que se siguiera investigando los casos y se llegara
a la verdad, dejando un manto espeso de dudas acerca de la culpabilidad de
los imputados. Todos los imputados han sido incluidos en el proceso a raíz
del testimonio absolutamente falso de Gumersindo Aguilar, y hasta hoy, por
impedirlo la "Justicia" paraguaya, no se sabe siquiera si el Dr. Luis María
Argaña murió en alguna cama o fue asesinado. 
La "Justicia" no quiere que se haga una autopsia en forma al cadáver de Luis María Argaña y se niega a investigar a fondo los sucesos de la plaza del Congreso. En estas
condiciones una amnistía es la salida que busca la "Justicia" para dejar en la
oscuridad dos sucesos que afectaron la vida de los paraguayos y mantener
la sospecha sobre las personas imputadas.
Llegar a algún acuerdo con González Macchi en estos momentos es
simplemente suicidarse políticamente. Se trata de una figura absolutamente
impresentable que, además, usurpa el poder según los términos de los
artículos 137 y 138 de la Constitución, cometiendo con eso un delito
imprescriptible. No creo que Oviedo, que hasta ahora ha demostrado una
gran astucia política, caiga en la trampa.
Si fuera cierto que González Macchi se encuentra siquiera pensando en una
maniobra de este tipo, sería sensato pensar que se trataría de su última carta
antes de pasar a la oscuridad y probablemente a la cárcel. 
La otra salida que tiene González Macchi es entregar la usina de Itaipú al
Brasil, para conseguir el apoyo de las armas brasileñas para su gobierno. No
sería la primera vez en la historia paraguaya que un usurpador fuera
sostenido por las armas brasileñas. Ya en el siglo XIX los soldados
brasileños dieron vuelta sus morriones para proteger, a sangre y fuego, un
gobierno impopular. 
Para mí, las dos cartas que tiene todavía en la mano González Macchi ya no
tienen valor; ni siquiera la brasileña. 

    

VOLVER A PRIMERA PLANA