Make your own free website on Tripod.com
MEDIOS
abcboton.jpg (1386 bytes)
uhora.jpg (2856 bytes)
noticias2.jpg (3920 bytes)
front-logo-dia.jpg (3564 bytes)
logo-teveo.jpg (1167 bytes)
nacion.jpg (9869 bytes)

PORTALES

planet1.jpg (2155 bytes)

conexion1.jpg (2166 bytes)

highway1.jpg (1877 bytes)

multinet1.jpg (2038 bytes)

pol1.jpg (6530 bytes)

quanta1.jpg (2636 bytes)

supernet1.jpg (2199 bytes)

telesurf1.jpg (2011 bytes)

loguito.gif (5533 bytes)

Si los link están protegidos por derechos de copia, serán removidos a soicitud del propietario

HAGA CONOCER SU OPINIÓN

 

 

 

SALIDA ABREVIADA O SALIDA ESTANCADA

Alberto Vargas Peña (miembro de la Fundación Libertad)

Muchos en el Paraguay consideran que la salida hacia la democracia no pasa sino por un solo angosto y tenebroso pasillo: El atajo del golpe militar. ¿Cuál es la propuesta? Un golpe militar; un gobierno provisional de noventa días como máximo; convocatoria a elecciones generales y, al mismo tiempo, convocatoria para Convención Nacional Constituyente Fundacional.

La otra salida al alcance de la mano de los paraguayos es la elección del trece de agosto, y la reclamación inmediata de la presidencia. ¿Cuál de las dos conviene más? ¿Cuál de las dos conducirá a la democracia?

El golpe militar tiene la ventaja de posibilitar un arreglo definitivo de la situación y a plazo perentorio. El golpe militar barre, el gobierno provisional convoca, y el nuevo gobierno legítimo se instala en noventa días, con una limitación: La Convención Constituyente Fundacional, que será coetánea.

¿Será posible hacer lo mismo con un gobierno que será prisionero de una institucionalización que ha sido un fracaso?

El peligro de la primera salida es que los militares establezcan un gobierno dictatorial en lugar del gobierno provisional y pretendan perpetuarse en el poder.

El peligro de la segunda salida es que el gobierno legítimo se apegue a la institucionalidad existente, y conduzca al país a un nuevo estancamiento. No hay que olvidar que quienes participarán en las elecciones de agosto del 2.000, si se llevan a cabo en esa fecha, son todos partidarios acérrimos de la partidocracia, sistema que ha conducido al país a la situación actual.

La pregunta es si un golpe militar puede, en la situación actual de América y el mundo, convertirse en una dictadura militar. Un examen objetivo de la situación hará que – pese a existir el peligro – la respuesta sea negativa.

Es casi imposible que un golpe militar se convierta en una dictadura a la vieja usanza, en cambio es extremadamente factible que el golpe militar conduzca a la refundación democrática del país.

El Paraguay no saldrá de su marasmo si no hay refundación. Mientras los mecanismos partidocráticos de la Constitución permanezcan incólumes – sobre todo el sistema electoral con representación proporcional – no habrá progreso, ni desarrollo, ni libertad, ni justicia, ni seguridad ni democracia.

Esto quiere decir que la salida hacia el estancamiento no es en realidad ninguna salida; será cambio de personas, y se obtendrá tal vez alguna mejora en la administración, pero nada más.

Cuentan que en la Grecia Macedónica, Alejandro fue invitado a visitar el lugar donde se exhibía el antiquísimo nudo gordiano, un nuco de tiras de cuero imposible de desatar. Prometía la profecía que quien desatase el nudo dominaría el mundo.

La existencia del nudo se perdía en la memoria griega. Alejandro se acercó, desenvainó la espada y lo cortó de un solo tajo. Todo el mundo sabe el fin de la historia.

Los paraguayos estamos frente a un inextricable nudo gordiano. Quien lo desate, obtendrá el progreso y el desarrollo, la libertad y la felicidad de los paraguayos.