Make your own free website on Tripod.com
MEDIOS
abcboton.jpg (1386 bytes)
uhora.jpg (2856 bytes)
noticias2.jpg (3920 bytes)
front-logo-dia.jpg (3564 bytes)
logo-teveo.jpg (1167 bytes)
nacion.jpg (9869 bytes)

PORTALES

planet1.jpg (2155 bytes)

conexion1.jpg (2166 bytes)

highway1.jpg (1877 bytes)

multinet1.jpg (2038 bytes)

pol1.jpg (6530 bytes)

quanta1.jpg (2636 bytes)

supernet1.jpg (2199 bytes)

telesurf1.jpg (2011 bytes)

loguito.gif (5533 bytes)

Si los link están protegidos por derechos de copia, serán removidos a soicitud del propietario

HAGA CONOCER SU OPINIÓN

 

 

EL PROTECTORADO INFORTUNADO

Alberto Vargas Peña (miembro de la Fundación Libertad)

Acabo de terminar de leer el libro del Gral (sr) José Segovia Rios, titulado “De Morínigo a Cubas” que contiene un capítulo dedicado los años del Gral. Lino César Oviedo como Comandante del Ejército. Comoquiera que Segovia Ríos fue Jefe de Estado Mayor del Comando del Ejército, desde la asunción de Oviedo hasta su caída, el testimonio es de primera mano.
En realidad ahora no me interesa la suerte – o desgracia de Oviedo – sino la actuación de la Embajada de los Estados Unidos en la crisis de abril. Acabo además de recibir de mi buen amigo Nemesio Barreto Monzón, un investigador minucioso y muy bien documentado, el petitorio que hace al Ministro de Relaciones Exteriores para que por vía diplomática reclame a los Estados Unidos de América compensación monetaria por los daños causados por su cooperación en la Oficina Técnica, de triste historia en el Paraguay como centro de torturas y apremios ilegales.
Tengo conocimiento del pedido – con ribetes de orden – hecho por Franklin Delano Roosevelt al entonces Gral. José Felix Estigarribia, de que se haga con la presidencia del Paraguay en 1939. El testimonio original lo tiene mi tío, el médico historiador Dr Benjamín Vargas
Peña, ya que propio Gral Estigarribia, ya siendo presidente, se lo relató. Esto me lleva a concluir que desde 1939 el Paraguay es un desdichado protectorado estadounidense.
Los sucesos de marzo, que dieron al traste con el gobierno constitucional elegido el 10 de mayo de 1998, fueron obra de la Embajadora estadounidense, Sra Maura Harty. Los estadounidenses hicieron colapsar al gobierno de Alfredo Stroessner – lo cual estuvo muy bien – y al gobierno de Cubas – lo cual está acabando en un desastre.
Creo que se puede afirmar que la política paraguaya ya no pendula entre el Brasil y la Argentina, sino que ahora más que nunca obedece los dictados del gobierno de los Estados Unidos de América, que no siempre sabe lo que hace.
No sé si el pueblo estadounidense sabe qué hace su gobierno con este pobre país. Le exige democracia, y luego conspira para destruir esa democracia, cuando los resultados de la voluntad popular no le gustan.
A mi no me gustaba el gobierno de Cubas, y vote en contra, pero no conspiré para derribarlo. Es más, me opuse a la conspiración, porque si a la democracia no la dejan funcionar no puede dar sus frutos. Y los Estados Unidos no nos dejan funcionar.
Lo que hizo Maura Harty en el Paraguay es increíble. Se comportó como una virreyna, pisoteando todas las normas diplomáticas y la soberanía paraguaya cuantas veces quiso. Como somos un país pequeño a nadie le importó. Pero los paraguayos que creíamos en la gran democracia estadounidense, hoy no creemos más. Yo por lo menos ya no puedo seguir
soñando.
¿Qué buscan los estadounidenses en el Paraguay? ¿Por qué se ensañan con nosotros? ¿Por qué no pueden dejarnos encontrar nuestro camino solos? ¿Acaso creen que sin ellos no encontraremos concordia y libertad, para edificar una democracia real?
El hecho es que desde 1939 somos un protectorado infortunado. Con nosotros nunca aciertan. Y ahora estamos de nuevo inmersos en una crisis terminal, otra vez provocada por los estadounidenses, que no hablan claro. No les gusta lo que hicieron en marzo, y en lugar de resolver el problema, se amohinan y se apartan, tal vez para dejar que nos matemos unos a otros por causa del virus que nos inocularon.