Make your own free website on Tripod.com
MEDIOS
abcboton.jpg (1386 bytes)
uhora.jpg (2856 bytes)
noticias2.jpg (3920 bytes)
front-logo-dia.jpg (3564 bytes)
logo-teveo.jpg (1167 bytes)
nacion.jpg (9869 bytes)

PORTALES

planet1.jpg (2155 bytes)

conexion1.jpg (2166 bytes)

highway1.jpg (1877 bytes)

multinet1.jpg (2038 bytes)

pol1.jpg (6530 bytes)

quanta1.jpg (2636 bytes)

supernet1.jpg (2199 bytes)

telesurf1.jpg (2011 bytes)

loguito.gif (5533 bytes)

Si los link están protegidos por derechos de copia, serán removidos a soicitud del propietario

HAGA CONOCER SU OPINIÓN

VOLVER A PRIMERA PLANA

¿El principio del fin?

Alberto Vargas Peña (F. Libertad) 

12 de octubre de 2000

              

En los corrillos del PLRA se comenta que el Dr. Miguel Abdón Saguier ha tomado la decisión de liderar la fuerte corriente liberal que exige una oposición severa al gobierno, no importa cuales sean los deseos del vicepresidente de la República, Dr. Julio César Franco. Los liberales, en mayoría, no quieren “apoyo al gobierno” como parece ser la fórmula de Franco, sino “oposición con el gobierno”. Quieren que la victoria del 13 de agosto sea una victoria real, no una fantasía de medianoche que desaparece al dar las doce campanadas.

La Convención última del PLRA, que determinó la salida del gobierno de coalición nacido del golpe de marzo de 1999, estableció también la política a seguir. Oposición con el objetivo de ganar el gobierno. Con ese temperamento se eligió como candidato a Julio Cesar Franco – ya que el candidato que se le oponía seguía una línea diferente - , se realizaron las alianzas que después condujeron a la victoria del 13 de agosto. Una vez producida la victoria, el Dr. Franco en lugar de reclamar la presidencia de la República, como le corresponde por disposiciones intergiversables de la Constitución, en varios discursos definió su política como de “apoyo a la gobernabilidad y estabilidad del país” casi como pidiendo perdón por haber triunfado.

Miguel Abdón Saguier fue uno de los pilares de la victoria y probablemente uno de los que más influyó para el acercamiento entre oviedistas y liberales, que llevó al PLRA al triunfo electoral. Su posición, desde el 13 de agosto ha venido siendo cada vez más específica, en el sentido que el PLRA debe denunciar la ilegitimidad del gobierno y reclamar la renuncia del presidente. Su postura no tiene el acompañamiento de todo el partido, pero si de la mayoría, y es lo que había determinado la Convención que determinó la derrota del lainismo dentro del PLRA. Ahora Saguier busca la presidencia del PLRA, a caballo de una postura firme: Hemos ganado – dice – y tenemos que recoger los frutos de la victoria.

Se le oponen el lainismo, que pretende colaborar con el gobierno en forma decidida, y el movimiento denominado “Sombrero Pirí”, un desprendimiento del lainismo que prefiere seguir una política contemporizadora. El Lic. Francisco Rivas, hoy presidente del PLRA por imperio de los Estatutos – era el vicepresidente de Julio César Franco – no sigue la línea trazada por la Convención, por lo que los  saguieristas dicen que debe haber nuevas elecciones para elegir un presidente que acate la voluntad mayoritaria de los afiliados.

Entretanto la Convergencia Colorada, que nuclea a todos los movimientos disidentes del wasmoargañismo – que usurpa la Junta de Gobierno de la ANR – se encuentran en la misma posición que los saguieristas del PLRA. Si Miguel Abdón Saguier triunfa, es probable que haga una alianza con las fuerzas opositoras coloradas, en cuyo caso el gobierno de Luis González Macchi habrá tocado a su fin.

         Ayer la desilusión era general en el PLRA y la Convergencia Colorada; hoy, con la aparición de Saguier encabezando la línea dura contra el gobierno desde el PLRA, la cosa ha cambiado radicalmente. No importa ya la actitud de de Julio Cesar Franco, la lucha ha tomado otra dirección. Si las fuerzas coaliggadas de la oposición imponen su punto de vista, el próximo presidente de la República, lo quiera o no, será el Dr. Julio César Franco. 

 

 

    

VOLVER A PRIMERA PLANA