Make your own free website on Tripod.com
MEDIOS
abcboton.jpg (1386 bytes)
uhora.jpg (2856 bytes)
noticias2.jpg (3920 bytes)
front-logo-dia.jpg (3564 bytes)
logo-teveo.jpg (1167 bytes)
nacion.jpg (9869 bytes)

PORTALES

planet1.jpg (2155 bytes)

conexion1.jpg (2166 bytes)

highway1.jpg (1877 bytes)

multinet1.jpg (2038 bytes)

pol1.jpg (6530 bytes)

quanta1.jpg (2636 bytes)

supernet1.jpg (2199 bytes)

telesurf1.jpg (2011 bytes)

loguito.gif (5533 bytes)

Si los link están protegidos por derechos de copia, serán removidos a soicitud del propietario

HAGA CONOCER SU OPINIÓN

VOLVER A PRIMERA PLANA

Estrategias de los protagonistas

Alberto Vargas Peña (Fundación Libertad)

08 de junio de 2000

A poco menos de dos meses de la confrontación electoral del 13 de agosto, una de las más importantes en la historia del Paraguay porque se disputa por primera vez el poder desde 1936 como lo apunta el analista político Bernardino Cano Radil, van quedando en evidencia las estrategias de los principales protagonistas.

En la 9,70 AM comenté que había recibido información, de una fuente segura, acerca de lo que estaba sucediendo.

El ex presidente Wasmosy, acusado de ser el ladrón número uno de la historia paraguaya, y que enfrenta 94 procesos por diferentes delitos incluído el asesinato de dos sindicalistas en Itaipú antes de acceder a la presidencia, como no tiene volumen electoral, parece que basa toda  su estrategia en colocar a Juan Carlos Galaverna en reemplazo del senador Luis González Macchi en la silla presidencial antes del 1ro de Julio.

En ese día Galaverna dejará de ser presidente del Senado y dejará de tener capacidad de suceder a González Macchi. La única posibilidad de que  esto suceda es un golpe militar o palaciego. Como González Macchi viajará en breve a Colombia, puede darse el caso que Galaverna interine el cargo y se niegue a devolvérselo a su vuelta.

Domingo Laíno, ex lider del PLRA y hoy muy venido a menos  electoralmente apuesta por que no haya elecciones el 13 de agosto. Sin embargo, si las hay, volcará todo su esfuerzo para hacer perder frente a Félix Argaña  al Dr. Julio Cesar Franco – “Yoyito” – candidato del PLRA.

Finalmente, si por acaso ganase Franco, Laíno apuesta a que no le entreguen el poder.

La estrategia está condicionada por la situación de Laíno; ha dejado de tener significación electoral, y si Franco, su correligionario gana, desaparecerá del mapa político porque sus cuatro derrotas electorales sucesivas lo han puesto en una situación muy incómoda.

Si Franco pierde, él gana.

Félix Argaña y su Movimiento de Reconciliación Colorada están muy retrasados en las encuestas y más de la mitad de su partido, la ANR, le votará en contra. Si a eso se suma el voto castigo de los funcionarios públicos la expectativa de triunfo de Argaña es magra.

Conscientes de eso sus estrategas están buscando todos los pretextos posibles para postergar las elecciones; en caso que no se posterguen, apuntan al fraude, pero las recientes elecciones del Perú hacen que se tenga aquí un control exterior muy severo.

La última posibilidad sobre la que trabajan es la de no entregar el poder en caso de derrota. Cuentan con que González Macchi intente permanecer en el cargo a toda costa.

Los oviedistas que suman aproximadamente el 37% de la ANR y los movimientos que no aceptan al argañismo están organizándose para provocar una severa derrota de Felix Argaña.

Comoquiera que electoralmente son la porción más fuerte, unos cuatrocientos mil electores disciplinados, se adjudicarán el triunfo de Franco , quien tendrá que negociar con ellos para hacer un gobierno estable. De este modo quedaría liquidado el argañismo y la ANR no perdería todo el poder, y podría volver en mejores condiciones en el 2003.

Franco intenta conseguir los votos republicanos disidentes, pero quiere dar la apariencia de ganar solo. Si la estrategia de los antiargañistas y oviedistas funciona, el triunfo será de ellos o compartido. Si gana solo – cosa que aparentemente no puede lograr sin un apoyo masivo de los electores no afiliados a los partidos – podrá negociar la gobernabilidad en mejores condiciones.

         El Partido Encuentro Nacional, que no tiene significación electoral se ha dividido; una parte se ha aliado a Franco, pero su cúpula apuesta al triunfo de Argaña. Su jefe histórico depende de las cosas sigan como están para recomponer, desde el estado, sus finanzas. 

 

VOLVER A PRIMERA PLANA