Make your own free website on Tripod.com
MEDIOS
abcboton.jpg (1386 bytes)
uhora.jpg (2856 bytes)
noticias2.jpg (3920 bytes)
front-logo-dia.jpg (3564 bytes)
logo-teveo.jpg (1167 bytes)
nacion.jpg (9869 bytes)

PORTALES

planet1.jpg (2155 bytes)

conexion1.jpg (2166 bytes)

highway1.jpg (1877 bytes)

multinet1.jpg (2038 bytes)

pol1.jpg (6530 bytes)

quanta1.jpg (2636 bytes)

supernet1.jpg (2199 bytes)

telesurf1.jpg (2011 bytes)

loguito.gif (5533 bytes)

Si los link están protegidos por derechos de copia, serán removidos a soicitud del propietario

HAGA CONOCER SU OPINIÓN

VOLVER A PRIMERA PLANA

Tiene tiempo el Dr. Franco?

Alberto Vargas Peña (F. Libertad) 

05 de setiembre de 2000

  

  Algunos analistas manifiestan que el Dr. Franco, que se ha hecho cargo de la vicepresidencia de la República con innegable complacencia, tiene un lapso de margen para mostrar las uñas y ejercer el liderazgo que todo el mundo quiere concederle y que él por el momento no se manifiesta inclinado a ejercer.

Una especie de la luna de miel que se les concede a los presidentes electos, esos cien días durante los cuales puede hacer cualquier cosa sin atraer las iras del público. Yo creo que el Dr. Franco no tiene ese lapso porque fue elegido no por lo que es sino por lo que el pueblo quisiera que fuese, y no por los votos solamente por los votos de sus fieles partidarios sino por los de los enemigos del gobierno.

Le guste a Franco o no, lo eligieron para que suceda a González Macchi, el cual además de tener el dudoso honor de ser el primer presidente elegido por un cónclave de nueve personas, ha gobernado de la peor manera posible. Es cierto que el pueblo oviedista votó contra la persecución desatada contra él, pero también es cierto que todo el mundo votó para cambiar una situación económica que ya nadie soporta.

Me pregunto como cree el Dr. Franco que hará cambios en la desesperada situación económica si no toma las riendas del poder. ¿Cómo subalterno de González Macchi? ¿Cómo consejero de primera línea? Ridículo.

Se logran los cambios tomando acciones decididas, y para hacerlo es menester estar en posiciones de poder. La vicepresidencia no es una posición de poder sino de resignada expectativa.

Y me pregunto qué pasará con el futuro político del Dr. Franco si no cumple las promesas electorales y no hace los cambios que el pueblo quiere.

Si piensa que sus fieles partidarios le aguantarán el paso cansino, tal vez tenga razón. Pero quienes no forman parte de sus amigos de siempre no lo harán. Y sus amigos de siempre son demasiado pocos para garantizarle un futuro espléndido.

La oportunidad de Franco no es en el 2.003 porque nadie esperará tanto.

Es aquí y ahora, y no tiene siquiera un día de margen para comenzar a acosar al gobierno exigiéndole que adopte las medidas que se necesitan o se vaya. No tiene un día de tiempo para hacer el gran discurso que todos esperaban el 2 de septiembre, en lugar del cual le salió un gorgorito intrascendente.

Sus amigos “palomas” simplemente le están aconsejando que espere y su naturaleza lo impulsa a esperar, pero el país está harto de la espera y reclama el cumplimiento de las promesas.

Además me pregunto qué va a esperar el Dr. Franco. ¿Qué la situación se deteriore aún más? Pero desde ahora él forma parte del gobierno y el pueblo lo considerará cómplice del deterioro. A nadie convencerá que él está esperando para actuar en el momento oportuno, porque todo el mundo cree que ya está instalado cómodamente en la poltrona vicepresidencial con juramento y todo.

Hoy, según todos los datos, el Dr. Franco viaja a Nueva York en representación del gobierno. ¿Qué irá a decir en las NNUU cuando le pregunten acerca de la validez de los títulos del senador González Macchi? ¿Y cuando le pregunten que hará el Paraguay en lo sucesivo para someter la crisis que lo ahoga? ¿Les dirá que va a obedecer las ordenes del senador González Macchi o les dirá que tiene agenda propia y que se atendrá a ella?  Y cuando le pregunten cual es esa agenda... ¿que dirá?

El Dr. Franco ya perdió una preciosa oportunidad de asumir el liderazgo de la República el 2 de septiembre, con ese discurso lleno de vaguedades y reminiscencias peronistas que pronunció. Yo no creo que tenga margen para perder otra oportunidad más. 

  

VOLVER A PRIMERA PLANA