Make your own free website on Tripod.com
MEDIOS
abcboton.jpg (1386 bytes)
uhora.jpg (2856 bytes)
noticias2.jpg (3920 bytes)
logo-teveo.jpg (1167 bytes)
nacion.jpg (9869 bytes)

PORTALES

planet1.jpg (2155 bytes)

conexion1.jpg (2166 bytes)

highway1.jpg (1877 bytes)

multinet1.jpg (2038 bytes)

pol1.jpg (6530 bytes)

quanta1.jpg (2636 bytes)

supernet1.jpg (2199 bytes)

telesurf1.jpg (2011 bytes)

loguito.gif (5533 bytes)

Si los link están protegidos por derechos de copia, serán removidos a soicitud del propietario

HAGA CONOCER SU OPINIÓN

VOLVER A PRIMERA PLANA

La maniobra de los obispos

Alberto Vargas Peña (F. Libertad) 

04 de setiembre de 2001

Los obispos de la Iglesia Catolica realizaron, como ha quedado en descubierto, una maniobra para desaminar a los miembros del PLRA, que organizaban una marcha para pedir, exigir, la renuncia del usurpador. No lograron su propósito sino al contrario. Mucha gente acudió a la marcha indignada por la maniobra.

            Ocurre que el presupuesto de la Iglesia Católica es bastante mayor de lo que recauda de sus prosélitos. En pocas palabras, la Iglesia Católica paraguaya no se financia sola. Necesita del Gobierno, porque  sin el Gobierno va a la quiebra. Se convertirá, realmente, en la Iglesia pobre que todos predican pero que nadie quiere. Y menos que nadie sus príncipes.

            Esta situación condiciona la política eclesiástica paraguaya. Como actualmente la Iglesia está totalmente separada del Estado por la Constitución, las subvenciones dependen exclusivamente de la buena voluntad del gobernante. El usurpador, como es débil, incumple la Constitución buscando la alianza de la Iglesia a la que proporciona subvenciones abiertas y encubiertas. Uno de los Obispos es General de las Fuerzas Armadas y cobra sueldo de General. Los capellanes militares están presupuestados. Perder eso, y las demás subvenciones para colegios, curatos, seminarios etc. sería fatal. La jerarquía católica depende enteramente de la buena voluntad del usurpador. ¿Puede resultar extraño que esa jerarquía haga lo imposible para mantener la usurpación?

            En realidad los Obispos católicos no deberían tener la menor ingerencia en la vida política paraguaya. Lo tienen prohibido, pero como constituyen un contubernio, aparecen como "mediadores" cuando la situación se le pone negra al usurpador. ¿No es un contrasentido que la Iglesia Católica trate de mediar entre los ladrones y los robados, ente los asesinos y sus victimas, entre los torturadores y los torturados, entre los usurpadores y los usurpados? ¿Que diálogo puede existir entre ellos? Lo único digno que se puede hacer es fijar la fecha y la hora del fin de la usurpación.

            La Iglesia Católica del Paraguay tiene una negra historia en su relación con los gobiernos autoritarios. Nadie olvida como el Arzobispo Aníbal Mena Porta defendía porfiadamente la dictadura de Alfredo Stroessner y sus acólitos Mayans y Acha se hacían ricos, multimillonarios, con las prebendas que repartía ese gobierno infame. Tampoco hay que olvidar la valiente actitud del Arzobispo Ismael Rolón, que fue una mosca blanca en la Iglesia Católica. Porque mientras él luchaba contra la dictadura, el Obispo de Caacupé, Aquino, hacía lo posible para proporcionarle al régimen apoyo religioso y algunas otras cosas más mundanas.

            La maniobra de los Obispos para defender la usurpación no es pues una cosa sorpresiva. Hicieron lo que estaban decididos a hacer, desde el comienzo, porque es sabido que para la Iglesia Católica jamás importan los medios para conseguir el fin. Con tal de salvar el alma ellos son capaces de quemar el cuerpo.

 

    

VOLVER A PRIMERA PLANA