Make your own free website on Tripod.com
MEDIOS
abcboton.jpg (1386 bytes)
uhora.jpg (2856 bytes)
noticias2.jpg (3920 bytes)
logo-teveo.jpg (1167 bytes)
nacion.jpg (9869 bytes)

PORTALES

planet1.jpg (2155 bytes)

conexion1.jpg (2166 bytes)

highway1.jpg (1877 bytes)

multinet1.jpg (2038 bytes)

pol1.jpg (6530 bytes)

quanta1.jpg (2636 bytes)

supernet1.jpg (2199 bytes)

telesurf1.jpg (2011 bytes)

loguito.gif (5533 bytes)

Si los link están protegidos por derechos de copia, serán removidos a soicitud del propietario

HAGA CONOCER SU OPINIÓN

VOLVER A PRIMERA PLANA

Bonos clonados

Alberto Vargas Peña (F. Libertad)

04 de junio de 2001

 

          Para robar los paraguayos tenemos una imaginación insuperable. Aquí se han practicado todo tipo de robos al fisco y al banco central, tantos y tan variados que su compendio podría ser la base de una extraordinaria enciclopedia. Ahora hemos inventado la "clonación" de bonos de la deuda pública, para eludir los límites de la autorización del Congreso.

         ¿En que consiste la operación? La describiré para enseñanza de todos los presidentes de bancos centrales de América, que siempre están examinando nuevas formas de acceder al dinero público.

         El Congreso vota cien millones de dólares en bonos de la deuda interna. Entonces el Banco Central del Paraguay proporciona esos fondos a Hacienda, en base a pagarés que se denominan "bonos". El dinero sale de las reservas, cosa que está absolutamente prohibida por la Constitución. Como la emisión de bonos no está prohibida, entonces se burla a la Constitución con la emisión de bonos.

         Una vez obtenida a autorización del Congreso, Hacienda emite los bonos y los cambia por dinero que gasta - teóricamente en el Presupuesto - . Hasta aquí, todo es conocido. Pero los paraguayos hemos tomado ejemplo de la oveja Dolly, y en lugar de un bono hacemos dos, o tres, o los que se necesiten. Y el Banco Central recibe bonos "clonados" y entrega dólares "limpios" a cambio. En lugar de 100 millones de dólares se obtiene lo que se quiere. Una buena fotocopiadora es suficiente. En la Caja fuerte del Banco Central hay solamente papeles que representan dinero, pero que no lo son.

         Si la trapisonda no se descubre, hay una remota posibilidad que Hacienda cumpla con la ley y devuelva el dinero, pero si la trapisonda se descubre, entonces el dinero no volverá.

          ¿Quien es responsable de la maniobra que un Director del Banco Central dice que hubo? ¿El Banco Central o el Ministerio de Hacienda? ¿Quien se burló del Congreso? Hacer esas diferencias es inane, porque tanto el Banco Central como Hacienda obedecen a la misma persona, al presidente de la República que, curiosamente, es usurpador. El Poder Administrador es el

que se burló del Congreso, contando con la más absoluta impunidad.

         Los bonos "clonados" no son todavía un desvío de fondos, sino una emisión ilegal de dinero o un préstamo ilegal del Banco Central a Hacienda, prohibido terminantemente por la Constitución. Pero cuando se tiene Banco Central se tiene la posibilidad de hacer cualquier cosa para "equilibrar" el Presupuesto.

         Si el dinero de los bonos "clonados" no retorna, habrá estafa, pero para cuando se descubra o actúe la ley - que curiosamente está en manos del usurpador - los responsables estarán muy lejos, en algún paraíso antiextradicionario, gozando de su astucia y del dinero que ella les proporcionó.

         La podredumbre es ya extrema y nada funciona más. La partidocracia, debida a la nefasta representación proporcional, ha hecho que se toque fondo. El latrocinio es abierto y adquiere múltiples formas. Las instituciones no funcionan, ni van a volver a funcionar. Entonces ¿que queda?

         Yo sé exactamente lo que hay que hacer para retornar al país a la legitimidad, la libertad y la democracia. Lo que no sé es como.

    

VOLVER A PRIMERA PLANA