Make your own free website on Tripod.com
MEDIOS
abcboton.jpg (1386 bytes)
uhora.jpg (2856 bytes)
noticias2.jpg (3920 bytes)
front-logo-dia.jpg (3564 bytes)
logo-teveo.jpg (1167 bytes)
nacion.jpg (9869 bytes)

PORTALES

planet1.jpg (2155 bytes)

conexion1.jpg (2166 bytes)

highway1.jpg (1877 bytes)

multinet1.jpg (2038 bytes)

pol1.jpg (6530 bytes)

quanta1.jpg (2636 bytes)

supernet1.jpg (2199 bytes)

telesurf1.jpg (2011 bytes)

loguito.gif (5533 bytes)

Si los link están protegidos por derechos de copia, serán removidos a soicitud del propietario

HAGA CONOCER SU OPINIÓN

VOLVER A PRIMERA PLANA

Rebelión liberal 

Alberto Vargas Peña (F. Libertad) 

02 de noviembre de 2000

  

El vicepresidente Julio César Franco, aparentemente aconsejado por su entorno, se muestra reacio a cumplir las promesas electorales y  reclamar lo que ganó el 13 de agosto del 2.000: La Presidencia de la República. Franco no fue votado solamente por liberales, sino que por colorados disidentes – en su mayoría miembros del UNACE del Gral. Lino César Oviedo – encuentristas disidentes e independientes. Toda esta gente votó a Franco no porque sea un líder reconocido a nivel nacional, que no lo era entonces, ni por sus dotes intelectuales ni por la brillantez de personalidad. Lo votaron porque prometió un cambio y porque el pueblo quería y quiere cambiar.

           Si el pueblo hubiera querido seguir como está, es decir con la presidencia del usurpador Luis Ángel González Macchi, hubiera votado masivamente al Arquitecto Félix Argaña, candidato del continuismo. Pero el pueblo entero quería cambiar y voto al Dr. Franco. Y ahora el Dr. Franco se ha tornado, milagrosamente, en el defensor más decidido de González Macchi y su régimen.

Esta situación sorprendió primero a los liberales y ahora, pasado un tiempo prudencial, ha provocado su abierta rebelión. La felonía de desatender la promesa electoral ha calado hondo y los liberales no la soportan. Cuarenta y dos comités de la capital, sobre cuarenta y nueve, reclaman airadamente la inmediata recomposición del Directorio del PLRA y una postura firme: Que se exija ahora y con carácter inmediato la renuncia del usurpador.

Pero no solamente los Comités de la Capital se encuentran en esa disposición, Una vasta mayoría de Comités de toda la República exigen al Dr. Franco, en cada acto protagonizado por éste en el interior, que reclame lo que le corresponde. La felonía de prometer una cosa y hacer otra le costará inevitablemente el futuro político al Dr. Franco si no recapacita y atiende al clamor del pueblo.

El Dr. Franco con su postura actual está decepcionando no solamente a  los liberales, sino al pueblo que votó el cambio. Con eso está cerrando el camino a una alianza futura con las fuerzas disidentes de la ANR para ganar también las elecciones del 2.003. No solamente está traicionando Franco a los liberales, sino que a todo el pueblo y a la democracia.

En el PLRA hay ya una rebelión en marcha, que no se detendrá hasta que los “dirigentes hagan lo que les pide el pueblo”, como sostuvo el presidente del Comité 34 de la Capital en la audición del miércoles 1ro de noviembre de Polémica al Mediodía, en la 9,70 AM. Y la principal víctima de esta rebelión, si no se pliega a ella de inmediato, será Julio César Franco.

Los asesores de Franco han creído que podían seguir engañando al pueblo agitándole el espejito de la “presión”, cuando le habían prometido el gobierno. Pronto se darán cuenta que los paraguayos están hartos de ese tipo de engaño, y que los liberales más que ninguno.

        El pueblo liberal siente vergüenza ante los que votaron por su candidato, cuando éste habla de la “estabilidad” de un gobierno corrupto y usurpador. La vergüenza está tomando forma y se convierte en indignación.

   

 

    

VOLVER A PRIMERA PLANA