Make your own free website on Tripod.com
MEDIOS
abcboton.jpg (1386 bytes)
uhora.jpg (2856 bytes)
noticias2.jpg (3920 bytes)
front-logo-dia.jpg (3564 bytes)
logo-teveo.jpg (1167 bytes)
nacion.jpg (9869 bytes)

PORTALES

planet1.jpg (2155 bytes)

conexion1.jpg (2166 bytes)

highway1.jpg (1877 bytes)

multinet1.jpg (2038 bytes)

pol1.jpg (6530 bytes)

quanta1.jpg (2636 bytes)

supernet1.jpg (2199 bytes)

telesurf1.jpg (2011 bytes)

loguito.gif (5533 bytes)

Si los link están protegidos por derechos de copia, serán removidos a soicitud del propietario

HAGA CONOCER SU OPINIÓN

VOLVER A PRIMERA PLANA

El papelón de Walter Bower

Alberto Vargas Peña (Fundación Libertad)

02 de mayo de 2000

 

Walter Bower puso sitio a un edificio de Departamentos y Hotel en Ciudad del Este, buscando al Gral. Lino Cesar Oviedo. Lo hizo porque recibió un video, procedente supuestamente de Inteligencia Militar, que mostraba al perseguido tomando la brisa en un balcón del piso octavo. Walter Bower, ministro del Interior paraguayo, ni corto ni perezoso organizó un  asalto en toda regla al edificio, y tres días después de recibir el video, a las cuatro de la tarde rodeó el edificio y esperó hasta las dos de la mañana para saltarlo.

Dijo después que la demora se produjo porque el juez que debía legalizar el asalto con una orden de allanamiento no se presentó a la hora señalada.

El hecho es que puntualmente a las dos de la mañana las fuerzas del orden entraron como en la mansión de los davidianos, equipadas para la guerra y listas para cobrar su victima. Revisaron todo el edificio de punta a punta y al día siguiente, cumplidas las veinticuatro horas de iniciado el operativo, se encontraron con la nada y se mandaron mudar.

Hay muchas versiones sobre lo ocurrido. Una dice que Walter Bower tenía la intención de hacer matar a Lino Oviedo - como mataron a Coco Villar - y que por eso esperó hasta las dos de la mañana. Dicen que nadie hubiera podido escapar del cerco, a no ser que se convirtiera en ratón u hormiga.

Otros dicen que Lino Oviedo le tendió una trampa a Bower.

Dicen que fue el Gral. quien hizo filmar a un socias y le pasó el video a la Inteligencia Militar, en manos de un recomendado argañista, que no sabe distinguir su mano derecha de la izquierda. Todos fueron presurosos a cazar al Gral. que estaba en otra parte.

No faltaron los periodistas que, bajo el influjo del dinero de Wasmosy que reciben a manos llenas, vieron visiones. Uno de ellos, que escribe en Ultima Hora me vio tomando el té con el Gral. en el Edificio España, y dice que conmigo estaban Rafael Saguier, Adolfo Ferreiro y Osvaldo Vázquez.

Una patraña que debe haberle redituado algunos centavos más.

La cuestión es que el Edificio España fue puesto patas para arriba, y Lino Oviedo no apareció.

El papelón de Walter Bower fue histórico. Cuando los periodistas le preguntaron que pensaba hacer ahora, después del fiasco, dijo: Rezar.

Y parece que no le queda otra. Ya hizo de todo y en todo fue el hazmerreír del mundo; quizá tenga talento como para reemplazar al inolvidable Mario Moreno.

VOLVER A PRIMERA PLANA