Make your own free website on Tripod.com
MEDIOS
abcboton.jpg (1386 bytes)
uhora.jpg (2856 bytes)
noticias2.jpg (3920 bytes)
front-logo-dia.jpg (3564 bytes)
logo-teveo.jpg (1167 bytes)
nacion.jpg (9869 bytes)

PORTALES

planet1.jpg (2155 bytes)

conexion1.jpg (2166 bytes)

highway1.jpg (1877 bytes)

multinet1.jpg (2038 bytes)

pol1.jpg (6530 bytes)

quanta1.jpg (2636 bytes)

supernet1.jpg (2199 bytes)

telesurf1.jpg (2011 bytes)

loguito.gif (5533 bytes)

Si los link están protegidos por derechos de copia, serán removidos a soicitud del propietario

HAGA CONOCER SU OPINIÓN

VOLVER A PRIMERA PLANA

Walter Bower es intocable

Alberto Vargas Peña (F. Libertad) 

02 de marzo de 2001

El actual ministro de Obras Públicas y anterior del Interior, y antes presidente de la Cámara de Diputados, Esc. Walter Bower, ha amenzado al Congreso, que amaga con hacerle juicio político para destituirlo, que "va a hablar" y que entonces se desatará "un verdadero Carnaval". No es la primera vez que Bower amenaza con contar lo que sabe, que debe ser mucho a juzgar por el terror que le tiene el gobierno.

         Bower está acusado de torturas y violaciones a los Derechos Humanos, y es el principal sospechoso en el caso del llamado "mega asalto", en el cual desconocidos se alzaron con más de dieciseis millones de dólares en una operación en que las fuerzas de seguridad estaban mirando la Luna.

Walter Bower era ministro del Interior y sus amigos, incluido un diputado, aparecen como los autores del asalto. Ocurre que el FBI tomó cartas en el asunto y la investigación se hizo en serio, por eso Bower fue apartado del ministerio del Interior, pero como amenazó con hablar sobre el "marzo paraguayo" se le dio el ministerio de Obras Públicas.

         ¿Que sabe Bower? Sabe donde, cuando y como murió Luis María Argaña, cuyo cuerpo fue utilizado en un simulacro de atentado; sabe quienes, como y desde donde fueron asesinados siete jóvenes en la Plaza del Congreso en marzo de 1999.

Sabe de donde salieron las ramas que utilizaron los paramilitares que dispararon del techo del Senado aquella fatídica tarde; conoce cada detalle de la conspiración que hundió al gobierno del presidente Cubas y hasta sabe todo lo referente a la intervención de la Embajada de los Estados Unidos de América. Sabe tanto que si habla este gobierno actual del Paraguay se hunde en menos de un segundo.

Por estas razones Walter Bower es intocable. Se habló la semana pasada -ultimos días de febrero- que sería nombrado embajador y apartado del ministerio de Obras Públicas, donde se encuentra tramitando un crédito leonino para hacer tragar máquinas brasileras a los constructores paraguayos.

Por lo visto no ha aceptado la solución - o es posible que nadie le otorgue el placet- y por eso amenaza con hablar si es que a alguien se le ocurre hacerle el juicio político.

         Bower puede ser destituido sin explicación por su amigo Luis González Macchi, pero eso no sucederá. González Macchi le debe el puesto a Bower más que a nadie y si Bower cae González Macchi caerá con él. Por esta razón es que el diputado Efraim Alegre, del PLRA (wagnerista) ha anunciado su propósito de pedir el juicio político, única medida constitucional para separar a Walter Bower de su cargo sin la anuencia presidencial. Y la respuesta de Bower ha sido contundente.

         Walter Bower puede seguir haciendo lo que quiera, que nadie se atreverá a tocarlo. Si lo tocan y hablan, la cárcel se llenará de los actuales "dignatarios”.

 

 

VOLVER A PRIMERA PLANA