Make your own free website on Tripod.com
MEDIOS
abcboton.jpg (1386 bytes)
uhora.jpg (2856 bytes)
noticias2.jpg (3920 bytes)
front-logo-dia.jpg (3564 bytes)
logo-teveo.jpg (1167 bytes)
nacion.jpg (9869 bytes)

PORTALES

planet1.jpg (2155 bytes)

conexion1.jpg (2166 bytes)

highway1.jpg (1877 bytes)

multinet1.jpg (2038 bytes)

pol1.jpg (6530 bytes)

quanta1.jpg (2636 bytes)

supernet1.jpg (2199 bytes)

telesurf1.jpg (2011 bytes)

loguito.gif (5533 bytes)

Si los link están protegidos por derechos de copia, serán removidos a soicitud del propietario

HAGA CONOCER SU OPINIÓN

VOLVER A PRIMERA PLANA

La defensa de Saguier

Alberto Vargas Peña (Fundación Libertad)

01 de junio de 2000

  

El Dr. Hermes Rafael Saguier está detenido, acusado de liderar el extraño suceso del 18 de febrero del 2.000, durante el cual una tanqueta de la Ira División de Caballería se llegó hasta la sede del Congreso y  disparó un cañonazo del 90 con granada de ejercicios y se volvió a su cuartel sin la menor resistencia – ni apoyo – de nadie.

Rafael Saguier fue detenido en la sede del Comando de la Ira. División de Caballería, cuando fue – según sus propias declaraciones previas y posteriores – a tratar de mediar entre las supuestas fuerzas rebeldes y las oficialistas.

De inmediato, probablemente en horas de la madrugada, fue denunciado por un diputado oficialista, denuncia de la que se hicieron cargo dos fiscales. A la noche siguiente fue allanado el domicilio del Dr. Saguier donde no se permitió a nadie presenciar ni examinar los documentos que eran secuestrados.

Oh sorpresa, los fiscales encontraron en la computadora del Dr Saguier la proclama que había sido leída por los rebeldes, un minucioso plan de gobierno y hasta la lista del gabinete, en la que figuraban varios ministros del gobierno, curiosamente desafectos a la pandilla que lidera el ex presidente Juan Carlos Wasmosy.

El allanamiento se produjo en condiciones extremadamente irregulares, tanto, que la defensa del Dr Saguier planteó la nulidad del acto conforme lo establecen las leyes paraguayas, y el juez de “garantía”, que lleva el caso y debiera haber velado para que se cumpliera estrictamente la ley, rechazó el incidente. ¿Con qué argumento? Con ninguno; simplemente lo rechazó. El juez continúa en su cargo y a cargo.

Entretanto, otro procesado por el mismo hecho, el Tte. Cnel. Wladimiro Woroniecki, fue conducido aante el mismo juez para prestar declaración. La declaración en este caso es una facultad del detenido y no una obligación. Woroniecki dijo desconocer el expediente por lo cual se negó a declarar; entonces el juez, como Júpiter Tonante, expulsó al abogado del Tte. Cnel. de la Sala de Audiencias y nombró un abogado de oficio.

El juez sigue en el cargo y a cargo.

La defensa del Dr. Saguier planteó, como es de su derecho, las medidas sustitutivas de la prisión preventiva y el juez las rechazó sin otra argumentación del “peligro de fuga” que no existe y de la “peligrosidad del delincuente” que es un prejuzgamiento.

Pero el juez sigue en el cargo y cargo. Saguier está indefenso hasta que su caso supere esta etapa procesal o se le conceda las apelaciones que, me contó su abogada, están en marcha.

Saguier, un distinguido político paraguayo, opositor a todos los regímenes autoritarios o ilegítimos – como el que tenemos actualmente en el Paraguay – está siendo tratado como un delincuente común, por un hecho que está lejos de haber sido aclarado y que no se ha comprobado en modo alguno que haya participado. Se le niegan los derechos elementales a la defensa, sobre todo el principal, que es que se cumpla estrictamente la ley .

Este es el Paraguay del que se dice que es una “democracia”. No hay justicia, no hay elecciones para elegir mandatarios y el abuso es flagrante e impune. A este gobierno es que defienden los Estados Unidos de América, Biblia en mano, y el Brasil y la Argentina, aduciendo defender principios.

La defensa del Dr. Saguier es la defensa de la libertad, la legitimidad y la democracia. Hoy como ayer, cuando combatíamos contra Stroessner, estamos en lo mismo.

            

VOLVER A PRIMERA PLANA