Make your own free website on Tripod.com
MEDIOS
abcboton.jpg (1386 bytes)
uhora.jpg (2856 bytes)
noticias2.jpg (3920 bytes)
front-logo-dia.jpg (3564 bytes)
logo-teveo.jpg (1167 bytes)
nacion.jpg (9869 bytes)

PORTALES

planet1.jpg (2155 bytes)

conexion1.jpg (2166 bytes)

highway1.jpg (1877 bytes)

multinet1.jpg (2038 bytes)

pol1.jpg (6530 bytes)

quanta1.jpg (2636 bytes)

supernet1.jpg (2199 bytes)

telesurf1.jpg (2011 bytes)

loguito.gif (5533 bytes)

Si los link están protegidos por derechos de copia, serán removidos a soicitud del propietario

HAGA CONOCER SU OPINIÓN

VOLVER A PRIMERA PLANA

Coco Bernabé

Enrique Vargas Peña

31 de julio de 2000

      

Conocí a Coco Bernabé en la cárcel de Tacumbú, “de Asunción, Paraguay” como diría Laíno, en ocasión de las visitas que hice a mi padre mientras estuvo detenido el pasado año.

         Coco es un hombre formidable. Mientras permaneció preso, las sórdidas estancias de nuestra “prisión mayor”, en las que se apiña una mayoría de inocentes, se vestían de fiesta, tanta era la cantidad de gente que iba a verlo y tanta la alegría que él prodigaba a pesar de las circunstancias adversas.

Partidario de Alfredo Stroessner de toda la vida, colorado visceral y hombre de partido, Coco me causó profunda y buena impresión y desde aquellos días tengo por él el mayor de los respetos, no por sus querencias, distintas de las mías, sino por su perseverancia y su valor.

El miércoles pasado, 26 de julio, escuché al señor Antonio Maldonado, partidario militante del clan Argaña, exponer el ejemplo que, a su juicio, brinda Coco Bernabé al apoyar al candidato de dicha familia a la vice presidencia de la República.

         Coco, dijo Maldonado, apoya a Félix Argaña a pesar de ser perseguido y a pesar de haber sido excluido del partido Colorado (denominación que el citado activista político usó impropiamente como sinónimo de la entidad regida por Bader Rachid Lichi, que no es la Asociación Nacional Republicana, sino un club de operadores de los Argaña y Wasmosy).

         Nadie que haya seguido el actuar de la dictadura paraguaya presidida por el senador Luis Ángel González Macchi puede dudar de la perversidad de la que son capaces sus integrantes y partidarios, pero usar la entereza ante la persecución y la exclusión de Coco, que realiza el régimen, para alentar a los colorados a apoyar a quienes les prometen seguir pisoteándolos es, sencillamente, un extremo de crueldad que no se había visto en el país en mucho tiempo.

         Sería temerario juzgar a Coco Bernabé por el apoyo que brinda a Félix Argaña (con la complacencia del sometido Poder Judicial, que antes le prohibía hablar de política).

         Hay circunstancias en las que uno se ve obligado a actuar de determinada manera con el fin de proteger lo suyo.

         Pero lo que la ciudadanía sí puede juzgar, el 13 de agosto, es a un régimen como este, representado por Félix Argaña, capaz de presionar así a las personas, hasta el punto de forzarlas a tomar actitudes que son aparentemente favorables a la dictadura y capaz de vanagloriarse luego de los resultados que obtiene mediante los castigos y los fraudes que impone a la gente.

Lo que el electorado debe ver el 13 de agosto es cómo tratan los Argaña y Wasmosy a los colorados. Allí está el caso de Coco para quienes todavía tengan dudas: humillado primero y ahora usado.        

         Si quieren eso, los colorados deben votar por Félix Argaña. Si quieren otra cosa, deben castigar al régimen que Félix representa. 

 

VOLVER A PRIMERA PLANA