Make your own free website on Tripod.com
MEDIOS
abcboton.jpg (1386 bytes)
uhora.jpg (2856 bytes)
noticias2.jpg (3920 bytes)
front-logo-dia.jpg (3564 bytes)
logo-teveo.jpg (1167 bytes)
nacion.jpg (9869 bytes)

PORTALES

planet1.jpg (2155 bytes)

conexion1.jpg (2166 bytes)

highway1.jpg (1877 bytes)

multinet1.jpg (2038 bytes)

pol1.jpg (6530 bytes)

quanta1.jpg (2636 bytes)

supernet1.jpg (2199 bytes)

telesurf1.jpg (2011 bytes)

loguito.gif (5533 bytes)

Si los link están protegidos por derechos de copia, serán removidos a soicitud del propietario

HAGA CONOCER SU OPINIÓN

 

 

Exigencias liberales

Enrique Vargas Peña

El partido Liberal (PLRA) ha presentado un pliego de exigencias para permanecer en el llamado "gobierno de unidad nacional" que llama la atención por dos motivos: por la dureza del pedido y por su aparición tardía.

La dictadura que los liberales han apoyado e integrado desde el 28 de marzo muestra señales de estar necesitando recurrir a medidas cada vez más severas de control social (represión), medidas que ni siquiera oportunistas sin principios como "Yoyito" Franco, presidente del PLRA, o Miguel Abdón Saguier, ex canciller, podrían soportar sin exigir mayor precio por su concurso.

Esta oleada represiva que se anuncia no significa, a mi juicio, que esté cerca de la caída, como suponen invariablemente los optimistas de siempre, que no se curan de realidad. Significa simplemente que la disputa feudal por espacios de poder en el régimen le exige evitar riesgos, lo que se traduce en la mayor represión.

Consecuentemente, los liberales vienen a pescar en río revuelto, con condiciones  que son difíciles para los argañistas*, pues de ser aceptadas estarían quedando si la bandera enarbolada por su extinto líder -que creía que solamente los colorados tienen derecho a gobernar a nuestro país -, pero que suponen las mejores para asegurar la supervivencia del sistema de expoliación.

Los argañistas no tienen ya ninguna otra bandera, desde que sacrificaron todas las que les hicieron merecedores de algún respeto, a su pacto con Juan Carlos Wasmosy. Hoy no son más que una horda repartiéndose cargos y bienes del Estado con esa única enseña que les queda: sólo los colorados deben gobernar".

Si se les saca eso, y eso se les sacará si los liberales tienen éxito, quedan reducidos a una junta de menesterosos viviendo del erario.

Pero las exigencias de los liberales, además, llegan tarde porque el régimen no depende ya de ellos para mantenerse y, por tanto, la permanencia o la salida del partido Liberal del gobierno no incide, en absoluto, para mejorar, aunque sea de pasada, los derechos ciudadanos o estabilidad institucional.

Si tienen éxito, cosa difícil, los liberales aumentarán su participación corporativa, pero el pueblo paraguayo no recibirá beneficio alguno, antes bien, perjuicios, tales como tener que soportar un candidato único para las elecciones a vicepresidente de la República que se convertirán en una mera comedia legitimadora, del estilo a que nos tenía acostumbrados Alfredo Stroessner, con sus "elecciones" quinquenales, controladas por funcionarios que en realidad eran sabuesos de la dictadura o por "opositores" que eran asalariados del régimen.

Las exigencias liberales no tendrán, a mi juicio, buenas consecuencias para el pueblo.

 

* Argañistas: los seguidores del asesinado vicepresidente Luis María Argaña, grupo actualmente en el poder.