Make your own free website on Tripod.com
MEDIOS
abcboton.jpg (1386 bytes)
uhora.jpg (2856 bytes)
noticias2.jpg (3920 bytes)
front-logo-dia.jpg (3564 bytes)
logo-teveo.jpg (1167 bytes)
nacion.jpg (9869 bytes)

PORTALES

planet1.jpg (2155 bytes)

conexion1.jpg (2166 bytes)

highway1.jpg (1877 bytes)

multinet1.jpg (2038 bytes)

pol1.jpg (6530 bytes)

quanta1.jpg (2636 bytes)

supernet1.jpg (2199 bytes)

telesurf1.jpg (2011 bytes)

loguito.gif (5533 bytes)

Si los link están protegidos por derechos de copia, serán removidos a soicitud del propietario

HAGA CONOCER SU OPINIÓN

VOLVER A PRIMERA PLANA

Triunfo oficial

Enrique Vargas Peña

30 de octubre de 2000

  

La aprobación parcial de la vía rápida (privatización por decreto) y del proyecto de rescate industrial (bonos para las industrias en deuda) son dos triunfos de primera magnitud para el gobierno.

Independientemente de los méritos que cada una de estas cosas tenga por sí misma, ellas tienen consecuencias políticas.

         La vía rápida supone un nuevo cheque de buena voluntad que le extienden las potencias extranjeras, principal sostén del gobierno y el proyecto de rescate industrial supone moderar por un tiempo los reclamos de uno de los principales poderes fácticos del país, el empresariado.

         Los problemas de la República no dejan de existir, por supuesto, porque se hayan producido estos triunfos. La condición general del Paraguay continúa en proceso de franco deterioro.

         Sin embargo, ellos sirven para desactivar parte del descontento, las condiciones subjetivas para un cambio han sido desarticuladas por ahora.

         No se puede decir que el gobierno explotará sus triunfos en la medida posible, pues sus antecedentes indican que no ha aprovechado las situaciones favorables.

         Pero sí que retrasarán definiciones necesarias para cambiar la suerte del Paraguay.

         Estos triunfos oficiales probablemente servirán para convertir nuestra aguda caída hacia la miseria en una caída crónica (haitianización), esa situación de permanente deterioro de nuestra posición relativa en la región y en el mundo que terminará convirtiéndonos en el segundo país subsahariano de América.

         Para que eso no suceda, hubiera sido necesario que la vía rápida y el rescate industrial se produjeran al mismo tiempo que un draconiano recorte del gasto público (racionalización del número de empleados del Estado y de sus contratos) y que lo hicieran de una manera más general y amplia.

      

   

 

VOLVER A PRIMERA PLANA