Make your own free website on Tripod.com
MEDIOS
abcboton.jpg (1386 bytes)
uhora.jpg (2856 bytes)
noticias2.jpg (3920 bytes)
front-logo-dia.jpg (3564 bytes)
logo-teveo.jpg (1167 bytes)
nacion.jpg (9869 bytes)

PORTALES

planet1.jpg (2155 bytes)

conexion1.jpg (2166 bytes)

highway1.jpg (1877 bytes)

multinet1.jpg (2038 bytes)

pol1.jpg (6530 bytes)

quanta1.jpg (2636 bytes)

supernet1.jpg (2199 bytes)

telesurf1.jpg (2011 bytes)

loguito.gif (5533 bytes)

Si los link están protegidos por derechos de copia, serán removidos a soicitud del propietario

HAGA CONOCER SU OPINIÓN

 

 

El discurso de Paz

Enrique Vargas Peña

El presidente en ejercicio del partido Encuentro Nacional, senador Mario Paz Castaign, pronunció un discurso con motivo de fin de año que no cabe más que aplaudir.

Paz dijo que el Encuentro Nacional está en el gobierno, lo que constituye, por fin, un sinceramiento completo acerca de la posición de ese partido, que la prensa oficialista había estado tratando de ocultar a los efectos de evitar el surgimiento de una oposición al régimen.

Paz no se limitó a reconocer que el Encuentro Nacional es parte del oficialismo. Dijo además que las tareas de la oposición hay que dejárselas al oviedismo y a sus aliados o compañeros de ruta.

Desde el 29 de marzo, el aparato propagandístico del régimen había estado usando una neo-lengua según la cual los que gobernaban debían ser llamados "oposición".

Como se sabe, la neo-lengua era el idioma que usaba el régimen totalitario que George Orwell describió en su novela "1984", un idioma en el que la palabra amor designaba al odio, la palabra paz designaba a la guerra, la palabra verdad designaba a la mentira.

En la novela de Orwell, la neo-lengua había sido una creación deliberada del régimen, para controlar mejor el pensamiento de la gente.

Pues eso es lo que estaba haciendo el aparato propagandístico del régimen paraguayo: ha estado llamando "oposición" a los que están en el gobierno, para evitar que esa palabra, y todas las connotaciones que tiene, sean aplicadas al oviedismo y a quienes se oponen a la dictadura, con lo cual se había impuesto a ellos un marginamiento aún mayor que el que ya les habían impuesto la administración judicial y las fuerzas de seguridad.

El discurso de Mario Paz conmueve profundamente el paciente trabajo realizado por el aparato propagandístico del régimen: gobierno al gobierno, oposición a la verdadera oposición.

A estas alturas no se sabe si fue producto de un lapsus del senador o de una deliberada reformulación política, que busca legitimar a la dictadura, pues, en efecto, un régimen en el que la verdadera oposición tiene un lugar constitucionalmente establecido y cuyo rol es reconocido por todos, tiende a ser visto como semejante o próximo a cualquier democracia.

Aunque nadie podría olvidar que es justamente del Encuentro Nacional de donde salieron los más infames instrumentos de represión política del régimen, la "investigación" del senador Luis Alberto Mauro, usada para influir en la determinación de los hechos de la muerte del vicepresidente Argaña, la denuncia del diputado Marcelo Duarte usada para hostigar o acallar a numerosos opositores a los que se priva de libertad según las circunstancias en base a ella o el reglamento de Rafael Filizzola que pretende impedir la existencia de una oposición funcional en el Congreso.

Por lo demás, el discurso fue lamentable, como es lamentable la acción y el programa del régimen.