Make your own free website on Tripod.com
MEDIOS
abcboton.jpg (1386 bytes)
uhora.jpg (2856 bytes)
noticias2.jpg (3920 bytes)
front-logo-dia.jpg (3564 bytes)
logo-teveo.jpg (1167 bytes)
nacion.jpg (9869 bytes)

PORTALES

planet1.jpg (2155 bytes)

conexion1.jpg (2166 bytes)

highway1.jpg (1877 bytes)

multinet1.jpg (2038 bytes)

pol1.jpg (6530 bytes)

quanta1.jpg (2636 bytes)

supernet1.jpg (2199 bytes)

telesurf1.jpg (2011 bytes)

loguito.gif (5533 bytes)

Si los link están protegidos por derechos de copia, serán removidos a soicitud del propietario

HAGA CONOCER SU OPINIÓN

VOLVER A PRIMERA PLANA

Desafío a los partidos

Enrique Vargas Peña

27 de diciembre de 2000

 

        Desde 1990, aproximadamente, los partidos políticos paraguayos están  siendo desafiados, con cada vez mayor riesgo para sus existencias, por los ingenieros financieros (Wasmosy, Caballero Vargas, Pedro Fadul), sin que hasta ahora hayan atinado una respuesta adecuada al fenómeno.

        El eventual triunfo político de los ingenieros financieros (ahora es el intento de Pedro Fadul) significa, lisa y llanamente, el final de los partidos tradicionales paraguayos (Colorado y Liberal) y, lo que es mucho peor, el final definitivo del dificultoso intento por vivir en libertad que estamos haciendo desde 1989.

        Lo sorprendente de la situación es que los dirigentes de y representantes elegidos por los partidos tradicionales parecen completamente decididos a favorecer el éxito político de los ingenieros financieros.

        No se trata solamente de la proverbial ineptitud con que han estado interviniendo en los asuntos públicos desde 1989, sino también de haber incorporado a su lenguaje las premisas corporativistas que los ingenieros financieros han diseñado para desarrollar su acción: los políticos no pueden hacer frente eficientemente al desafío de los ingenieros financieros porque estos han logrado imponer su propio lenguaje en el escenario político paraguayo.

        Por ejemplo, es un lugar común ahora aceptado más o menos por todos el lema, fabricado por los ingenieros financieros, de que el subsidio estatal a los partidos es un abuso intolerable.

        Esto es lo que vienen haciendo decir los ingenieros financieros para paralizar a los partidos y apoderarse de ellos o suplantarlos. Nadie se acuerda que los ingenieros financieros no necesitan subsidios estatales porque controlan los ahorros de los paraguayos y están, por tanto, en una posición económica que lesiona la igualdad en la competencia política.

Sin embargo, los mismos liberales y colorados van por ahí avergonzados de un subsidio que, dadas las presentes circunstancias, es la única garantía relativamente eficaz de un contrapeso mínimo de la sociedad frente al poder económico de los ingenieros financieros.

Hasta tanto no se establezcan por ley mecanismos probadamente eficientes para impedir que ingenieros financieros como Fadul, Caballero Vargas o Wasmosy usen los ahorros de los paraguayos en sus campañas políticas, los subsidios a los partidos son un aporte fundamental al equilibrio del sistema.

¿Quieren eliminar los subsidios?

Pues bien, eliminemos primero el poder de los ingenieros financieros sobre los ahorros de la gente. Que no puedan usarlos para pagar los gastos de sus campañas políticas (es para poder usar discrecionalmente esos ahorros que eliminaron de facto – desde marzo de 1999 – los informes de control exigidos por la ley de Bancos).

Lastimosamente nuestros políticos no piensan mas que en ellos mismos, están cegados por sus pequeñas ambiciones personales, han sacrificado la democracia por el sueño de la 4x4 propia y les importa un rábano que los ingenieros financieros sean los dueños del país con tal de tener el quincho de tres pisos en el fondo de sus casas.

Ese es el verdadero drama del Paraguay: tiene políticos que dan lástima que, a pesar de ello, causan al país menos daño que los proyectos corporativistas y voluntaristas de los ingenieros financieros. 

   

    

VOLVER A PRIMERA PLANA