Make your own free website on Tripod.com
MEDIOS
abcboton.jpg (1386 bytes)
uhora.jpg (2856 bytes)
noticias2.jpg (3920 bytes)
front-logo-dia.jpg (3564 bytes)
logo-teveo.jpg (1167 bytes)
nacion.jpg (9869 bytes)

PORTALES

planet1.jpg (2155 bytes)

conexion1.jpg (2166 bytes)

highway1.jpg (1877 bytes)

multinet1.jpg (2038 bytes)

pol1.jpg (6530 bytes)

quanta1.jpg (2636 bytes)

supernet1.jpg (2199 bytes)

telesurf1.jpg (2011 bytes)

loguito.gif (5533 bytes)

Si los link están protegidos por derechos de copia, serán removidos a soicitud del propietario

HAGA CONOCER SU OPINIÓN

VOLVER A PRIMERA PLANA

Mandato electoral

Enrique Vargas Peña

27 de agosto de 2000

  

        El Dr. Julio César Franco Gómez, “Yoyito”, fue proclamado el jueves vice presidente electo de la República para completar lo que resta del periodo 1998-2003.

        “Yoyito” fue elegido con el voto de cerca de seiscientos mil paraguayos, principalmente simpatizantes del partido Liberal Radical Auténtico y de la Unión Nacional de Colorados Eticos.

        Este voto constituye lo que en las democracias se denomina “mandato electoral”: el pueblo elige a una persona para que haga una determinada cosa y no otra.

        “Yoyito” se ha comprometido voluntariamente a cumplir una tarea y para que la cumpla fue votado por esos miles de paraguayos y esa tarea es la reconciliación nacional.

        El vice presidente electo puede tener éxito o fracasar en la tarea que le fue encomendada, pero no tiene derecho a no hacerla sin violar la confianza que quienes votamos por él le hemos dado.

        Esto viene a cuento debido a que los empleados del señor Wasmosy en la política y en la prensa están ya orquestando una campaña para hacer caer a “Yoyito” en la tentación de deshonrar el mandato recibido.

        En las democracias los mandatos del pueblo se cumplen. Y en cualquier parte, los demócratas respetan la voluntad popular, más aún cuando ella se expresa del modo ejemplar en que siempre lo hace en el Paraguay.

        Lamentablemente, la gavilla del señor Wasmosy ha venido sosteniendo la idea de que es lícito para un político pedir el voto para una cosa para terminar haciendo la contraria.

        Esa es la razón por la que la “clase política” que sufrimos está llena de tránsfugas y causa permanente decepción al pueblo.

        “Yoyito” tiene la oportunidad histórica y la responsabilidad de volver las cosas al cauce ordenado de una verdadera transición a la democracia, y debe empezar por el principio: ser fiel a aquellos que hemos confiado en él y no a los intereses de los poderes fácticos que tratan una y otra vez de secuestrar nuestra República. 

VOLVER A PRIMERA PLANA