Make your own free website on Tripod.com
MEDIOS
abcboton.jpg (1386 bytes)
uhora.jpg (2856 bytes)
noticias2.jpg (3920 bytes)
logo-teveo.jpg (1167 bytes)
nacion.jpg (9869 bytes)

PORTALES

planet1.jpg (2155 bytes)

conexion1.jpg (2166 bytes)

highway1.jpg (1877 bytes)

multinet1.jpg (2038 bytes)

pol1.jpg (6530 bytes)

quanta1.jpg (2636 bytes)

supernet1.jpg (2199 bytes)

telesurf1.jpg (2011 bytes)

loguito.gif (5533 bytes)

Si los link están protegidos por derechos de copia, serán removidos a soicitud del propietario

HAGA CONOCER SU OPINIÓN

VOLVER A PRIMERA PLANA

Aumento salarial*

Enrique Vargas Peña 

28 de abril de 2001

        El gobierno de Luis Ángel González Macchi resolvió, con el acuerdo de la representación corporativa del empresariado, elevar el salario mínimo en un quince por ciento a partir del 1ro. de mayo.

       La medida es inoportuna desde el punto de vista de los trabajadores además de que caben sobre ella graves sospechas de instrumentación política.

        El aumento incidirá directamente sobre la capacidad de generar empleo de la economía paraguaya que arrastra ya un déficit crónico y elevado en la materia (dieciseis por ciento de desempleo oficial, cincuenta por ciento de informalidad).

        Al elevar el costo requerido para incorporar gente al mercado laboral, el gobierno está negando oportunidades a miles de ciudadanos que necesitan ingresos y que, si tienen suerte, se verán obligados a enrolarse en el sector informal con todos los riesgos que ello implica.

        El gobierno asume así una pesadísima responsabilidad histórica.

        La oportunidad de la medida despierta curiosidad, por decir lo menos.

        El próximo 6 de mayo el partido Colorado debe elegir autoridades internas y candidatos para las elecciones municipales de noviembre. Hay numerosos indicios que permiten suponer que el gobierno será repudiado por un sector significativo del electorado colorado.

        El aumento del salario mínimo, pues, podría servir al gobierno para tratar de desactivar un descontento que puede muy bien convertirse en un notable pronunciamiento del pueblo el 6 de mayo.

        Si se confirma que el gobierno ha decratado el aumento salarial en base a razones electorales, dilapidando por consideraciones cortoplacistas, mezquinas y sectoriales, las oportunidades de trabajo de los sectores más necesitados de la sociedad, el país se encuentra sometido al grupo de poder más irresponsable de toda su historia, plagada de populismos.

        No es posible jugar de esa manera con la suerte de miles de personas que ahora, por causa de esta medida, deberán sufrir una agudización del proceso de deterioro en que se encuentra el país.

        En cuanto a la cúpula corporativa del empresariado, es probable que ella pueda absorber el incremento, trasladando a los contribuyentes los nuevos costos, pero ese no es, ciertamente, el caso del amplio resto, que verá agravada la recesión en que se encuentra sumido el país.        

 

*Publicado como editorial de La Nación

 

 

    

VOLVER A PRIMERA PLANA