Make your own free website on Tripod.com
MEDIOS
abcboton.jpg (1386 bytes)
uhora.jpg (2856 bytes)
noticias2.jpg (3920 bytes)
front-logo-dia.jpg (3564 bytes)
logo-teveo.jpg (1167 bytes)
nacion.jpg (9869 bytes)

PORTALES

planet1.jpg (2155 bytes)

conexion1.jpg (2166 bytes)

highway1.jpg (1877 bytes)

multinet1.jpg (2038 bytes)

pol1.jpg (6530 bytes)

quanta1.jpg (2636 bytes)

supernet1.jpg (2199 bytes)

telesurf1.jpg (2011 bytes)

loguito.gif (5533 bytes)

Si los link están protegidos por derechos de copia, serán removidos a soicitud del propietario

HAGA CONOCER SU OPINIÓN

 

VOLVER A PRIMERA PLANA

Las declaraciones de Romero

Enrique Vargas Peña

27 de abril de 2000

 

Se publicó hoy, 27 de abril, en Asunción, un despacho de la agencia France Press (AFP), según el cual el subsecretario para Asuntos Latinoamericanos del Departamento de Estados Unidos, Peter Romero, expresó su disgusto con el régimen paraguayo y su decepción con el senador González Macchi.

Peter Romero puede decir lo que le plazca, como puede decir lo que le plazca sobre el gobierno norteamericano cualquier ciudadano paraguayo.

El problema de Romero es que esas declaraciones revelan un curso de acción del gobierno norteamericano, curso que Estados Unidos no tiene derecho a tomar.

         No lo tiene por la misma razón por la que no tenía derecho alguno a trabajar en la deposición del gobierno legítimo del Paraguay, que es la razón de soberanía nacional.

         Si el Paraguay es un país libre, Estados Unidos no tiene derecho alguno a realizar las acciones que ha venido realizando. La evidencia más dramática de esas acciones es el patético discurso pronunciado por el general Eligio Torres Heyn con motivo de la condecoración que le otorgó el mismo gobierno norteamericano en el que reconoció su lealtad a…Estados Unidos.

Pero claro, González Macchi nada puede responder a Peter Romero porque se debe a Peter Romero. El senador González Macchi está ejerciendo las funciones de presidente de la República gracias a Peter Romero, que fue quien lo instaló allí.

González Macchi ni siquiera puede alegar a su favor el respeto de la soberanía nacional porque él es la expresión carnal de la hipoteca de la soberanía nacional, en sus dos sentidos más obvios, el de la voluntad del pueblo y el de la independencia ante poderes externos.

Ni fue elegido por el pueblo ni sostiene los intereses externos del Paraguay.

Las declaraciones de Romero, sin considerar el cinismo con que las hizo uno de los responsables de la profunda crisis que sufre el Paraguay, no son el problema del país, aunque sí pueden serlo del régimen.

El problema del Paraguay es este, el régimen, que ha realizado todas las barbaridades que le son conocidas gracias al apoyo que hasta ahora le brindó Estados Unidos.

No hay que confundirse, pues, sobre el valor de lo que dice o no dice Peter Romero. El Paraguay no podrá salir del atolladero en que se encuentra mientras dependa de lo que declaren funcionarios de escasas luces y sospechosa moral allá en Washington.

VOLVER A PRIMERA PLANA