Make your own free website on Tripod.com
MEDIOS
abcboton.jpg (1386 bytes)
uhora.jpg (2856 bytes)
noticias2.jpg (3920 bytes)
front-logo-dia.jpg (3564 bytes)
logo-teveo.jpg (1167 bytes)
nacion.jpg (9869 bytes)

PORTALES

planet1.jpg (2155 bytes)

conexion1.jpg (2166 bytes)

highway1.jpg (1877 bytes)

multinet1.jpg (2038 bytes)

pol1.jpg (6530 bytes)

quanta1.jpg (2636 bytes)

supernet1.jpg (2199 bytes)

telesurf1.jpg (2011 bytes)

loguito.gif (5533 bytes)

Si los link están protegidos por derechos de copia, serán removidos a soicitud del propietario

HAGA CONOCER SU OPINIÓN

VOLVER A PRIMERA PLANA

Rescate industrial

Enrique Vargas Peña

26 de octubre de 2000

 

          Quienes hemos manejado industrias alguna vez sabemos lo que significan las rigideces del sistema financiero paraguayo, sus altos intereses, las dificultades que la falta de recursos impone al desarrollo del sector.

         La aprobación del fondo de rescate industrial por la Cámara de Diputados, por tanto, debería llenar de satisfacción a todas las personas que conocen lo que es hacer empresa en el Paraguay.

El proyecto obliga al Estado a emitir bonos por 700 mil millones de  guaraníes y establece que serán beneficiarias todas las industrias que  tengan deuda con el Instituto de Previsión Social y con entidades fiscalizadas por el Banco Central.

        Estos bonos no pagarán interés, vencerán a los 15 años, contarán con  la garantía total e irrestricta del Estado, estarán exentos de todo tributo y  podrán ser negociados y transferidos.

        De acuerdo con el proyecto de ley, los bonos solo podrán ser emitidos

con el fin de reestructurar las deudas del sector industrial con las entidades  financieras, incluyendo interés y costas judiciales.

        Serán destinatarias de estos bonos todas las entidades financieras  sujetas a control del Banco Central del Paraguay, incluso las que se hallen en  estado de intervención o en proceso de liquidación judicial o  extrajudicial  y el Instituto de Previsión Social.

        De acuerdo con el proyecto de ley, los bonos serán adquiridos del  Ministerio de Hacienda por el industrial, por el 10 por ciento de su valor nominal, pero las entidades financieras las contabilizaran como una inversión del ciento por ciento de su valor nominal.

         La emisión de estos bonos con que será financiado el proyecto tiene, ciertamente, sus grandes riesgos. Los dos principales son que su costo termine siendo cargado sobre el pueblo y que su destino sea aumentar las riquezas de algunos privilegiados.

         Estos son los riesgos sobre los que deberán trabajar ahora los senadores, que tendrán a su cargo la sanción definitiva del proyecto, aunque, dados los antecedentes de la Cámara Alta, es probable que el rescate sea promulgado sin mecanismos cautelares adecuados.

         Sin embargo, como ha señalado apropiadamente el presidente de la Unión Industrial Paraguaya, Guillermo Stanley, si aquí se están aprobando bonos para pagar sueldos del sector público, hipotecando auténticamente el futuro del país para que pasen un buen presente los clientes del gobierno de turno, por qué no debería correrse el riesgo de apostar algo al sector industrial.

   

   

 

VOLVER A PRIMERA PLANA