Make your own free website on Tripod.com
MEDIOS
abcboton.jpg (1386 bytes)
uhora.jpg (2856 bytes)
noticias2.jpg (3920 bytes)
front-logo-dia.jpg (3564 bytes)
logo-teveo.jpg (1167 bytes)
nacion.jpg (9869 bytes)

PORTALES

planet1.jpg (2155 bytes)

conexion1.jpg (2166 bytes)

highway1.jpg (1877 bytes)

multinet1.jpg (2038 bytes)

pol1.jpg (6530 bytes)

quanta1.jpg (2636 bytes)

supernet1.jpg (2199 bytes)

telesurf1.jpg (2011 bytes)

loguito.gif (5533 bytes)

Si los link están protegidos por derechos de copia, serán removidos a soicitud del propietario

HAGA CONOCER SU OPINIÓN

 

 

El sistema

Enrique Vargas Peña

Deliberadamente recurro a la expresión "el sistema", utilizada con precisión por Fernando Levi Ruffinelli cuando se refería al régimen de Stroessner, para describir al gobierno surgido en marzo.

Sistema es un grupo de elementos conectados que forman un conjunto que trabaja unido.

Los elementos que integran el sistema mantienen siempre sus funciones y características individuales -el corazón es diferente al cerebro-, pero su eficacia se da en conjunto, no por separado.

El régimen de marzo es un sistema integrado por diversos elementos institucionales: las Fuerzas Armadas, la Iglesia Católica, los gremios, las embajadas de Estados Unidos y de Brasil y los grupos dominantes de los partidos Colorado y Liberal.

Muchos de esos elementos ya habían trabajado juntos anteriormente, otros fueron incorporados recién ahora. Durante el régimen de Stroessner, el partido Colorado, las Fuerzas Armadas, los gremios, la Iglesia y las embajadas mencionadas ya habían colaborado estrechamente. La incorporación del partido Liberal es, tal vez, su jugada más audaz y más visionaria.

El sistema de Stroessner se había desarticulado progresivamente por efecto de la creciente incapacidad del dictador de equilibrar los diversos intereses operando en su interior, hasta que colapsó el 3 de febrero de 1989.

El articulador público del presente sistema es Juan Carlos Wasmosy

-aunque algunos hablan de Enzo Debernardi, ex ministro de Hacienda, ex director de la binacional hidroeléctrica de Itaipú-. Wasmosy se abocó a esa tarea desde el mismísmo 3 de febrero, golpe en el que había participado, no precisamente para liberar al Paraguay.

Hay sistemas democráticos y hay sistemas de otra índole. Entre estos, los hay faudales, centralizadores, etc.

El sistema que se está estableciendo en el Paraguay es feudal, por las razones que ya se han señalado.

La articulación de un nuevo sistema es una tarea difícil, llena de contratiempos y dificultades, pero los ingenieros saben que la eficacia de un sistema se mide no solamente, ni siquiera principalmente, por eventuales logros externos, que son un asunto posterior, sino por su capacidad de sobrevivir en tanto tal.

El sistema se va consolidando a medida que sus elementos se van encastrando; a medida que ellos van realizando los usos a los que han sido destinados con mayor precisión.

Las luchas que ahora existen entre diversos elementos del sistema que oprime al Paraguay son nada más que ajustes propios y caracterísiticos de un sistema que ha entrado en funcionamiento pleno, a partir del 28 de marzo.

No son desajustes peligrosos, aunque podrían llegar a serlo, porque Wasmosy se está mostrando muy capaz de lograr los equilibrios requeridos. Allí es, por ejemplo, donde encaja perfectamente la resurrección de Domingo Laíno.

Incluso Luis Alberto Wagner, ex ministro de Agricultura y líder aparente de la oposición, debe ser considerado, hasta que no demuestre fehacientemente lo contrario, como una pieza más del juego de equilibrios ideado por Wasmosy para que su sistema funcione: es sintomático que Wagner no haya hecho nada, absolutamente nada, que no sea beneficioso a largo plazo para la sobrevivencia del régimen.

Los sistemas se hacen para durar mucho tiempo. Si se logra el ajuste de todas sus piezas, es mejor empezar a acostumbrarnos a la idea de una larga noche autoritaria.