Make your own free website on Tripod.com
MEDIOS
abcboton.jpg (1386 bytes)
uhora.jpg (2856 bytes)
noticias2.jpg (3920 bytes)
front-logo-dia.jpg (3564 bytes)
logo-teveo.jpg (1167 bytes)
nacion.jpg (9869 bytes)

PORTALES

planet1.jpg (2155 bytes)

conexion1.jpg (2166 bytes)

highway1.jpg (1877 bytes)

multinet1.jpg (2038 bytes)

pol1.jpg (6530 bytes)

quanta1.jpg (2636 bytes)

supernet1.jpg (2199 bytes)

telesurf1.jpg (2011 bytes)

loguito.gif (5533 bytes)

Si los link están protegidos por derechos de copia, serán removidos a soicitud del propietario

HAGA CONOCER SU OPINIÓN

VOLVER A PRIMERA PLANA

El escrutinio

Enrique Vargas Peña

21 de agosto de 2000

      

De un manera que está llamando la atención de todos los medios de comunicación y de toda la sociedad, el escrutinio final de los votos depositados el pasado 13 de agosto de 2000 sigue sin ser completado por el Superior Tribunal de Justicia Electoral (STJE), dando pie a numerosos rumores y a la posibilidad del surgimiento de acciones por las cuales los perdedores provisorios de la señalada elección pretenderán modificar las tendencias conocidas del recuento por vía judicial.

         Ya se ha comentado suficientemente que los integrantes del STJE han llegado al lugar en que se encuentran en razón de una decisión política de grupos de los que son mandatarios.

         El presidente, Dr. Alberto Ramírez Zambonini, lo hizo por acción del grupo liberal liderado por Domingo Laíno, actual aliado del argañismo, aunque en base a los procedimientos constitucionales entonces generalmente aceptados; los miembros Rafael Dendia, quien llegó al cargo como representante del grupo liderado por Guillermo Caballero Vargas, también aliado del argañismo y Juan Manuel Morales, quien está allí como representante del grupo liderado por el ex presidente Juan Carlos Wasmosy, aliado por el momento del argañismo, lo hicieron por procedimientos menos regulares.

         No es coincidencia, ni accidente, pues, que dada la derrota provisoria del candidato a quien sus mandantes apoyan, se encuentren desarrollando acciones que, sin salir aún del marco de la ley, eviten el reconocimiento del triunfo de Julio César Franco o generen dudas sobre su legitimidad electoral.

         El STJE no es confiable en absoluto, como pretenden hacer creer la embajada americana y la misión de la Organización de Estados Americanos. Lo que es confiable, siempre y cuando se ejerza estricta vigilancia, es el sistema electoral.

         Los resultados se están presentando adversos al régimen simplemente porque la oposición ha logrado esa estricta vigilancia, sobreponiéndose a las presiones que, en forma desembozada y directa tratan de ejercer sobre el STJE los señores Laíno, Juan Carlos Galaverna, Mario Paz Castaign y José Félix Fernández Estigarribia.

         Pero a medida que transcurren los días, se delinea con cada vez mayor claridad la colaboración de estos jueces electorales en el plan de enturbiar, como siempre sucede, el pronunciamiento del pueblo paraguayo o, siendo esto difícil, de impedir que ese pronunciamiento tome efectos prácticos que pongan en peligro la hegemonía de la coalición de marzo en el poder.

         Aunque es claro también, para todos, que un nuevo desconocimiento de la voluntad popular (sería el tercero auténticamente grave) dejaría al régimen ya sin margen alguno de maniobra interna, algo que ni siquiera William Jefferson Clinton podría remediar.    

 

VOLVER A PRIMERA PLANA