Make your own free website on Tripod.com
MEDIOS
abcboton.jpg (1386 bytes)
uhora.jpg (2856 bytes)
noticias2.jpg (3920 bytes)
front-logo-dia.jpg (3564 bytes)
logo-teveo.jpg (1167 bytes)
nacion.jpg (9869 bytes)

PORTALES

planet1.jpg (2155 bytes)

conexion1.jpg (2166 bytes)

highway1.jpg (1877 bytes)

multinet1.jpg (2038 bytes)

pol1.jpg (6530 bytes)

quanta1.jpg (2636 bytes)

supernet1.jpg (2199 bytes)

telesurf1.jpg (2011 bytes)

loguito.gif (5533 bytes)

Si los link están protegidos por derechos de copia, serán removidos a soicitud del propietario

HAGA CONOCER SU OPINIÓN

 

 

La voluntad de la oligarquía

Enrique Vargas Peña

La oligarquía paraguaya tiene voluntad represiva. Alienta el establecimiento de un ambiente de terror en el cual pueda ella expoliar al país sin temor a escuchar cuestionamientos y peros y con la seguridad de que sus actos quedarán impunes.

Ella se ha manifestado en numerosas ocasiones de la historia nacional pero ahora, desde que tomó el poder el pasado 28 de marzo, esa voluntad represiva está exacerbada, soliviantada.

Días antes de la frustrada huelga del Frente Sindical contra las privatizaciones, los gremios de la oligarquía (Unión Industrial, Asociación Rural, Federación de la Producción) invitaron al señor González Macchi para alentarle a "gobernar", a "endurecer la mano", a "poner orden" y para asegurarle que si hacía eso, podría contar con el apoyo firme de esas organizaciones.

El país supo muy pronto lo que significaba toda esa gritería cuasi histérica de los oligarcas: la protesta sindical sería duramente reprimida "por oviedista" y algunos periodistas que sirven al régimen sufrieron en carne propia esa "mano endurecida".

Obviamente, cualquiera que se dedique a recordar la trágica historia de América Latina sabe lo que debe esperar cuando los oligarcas se ponen bravos.

Hay ríos de sangre, ríos verdaderos y no de los imputados por el aparato propagandístico del régimen paraguayo, abiertos por la "mano endurecida" de las oligarquías criollas, entre los que cabe destacar los colmados con los miles de desaparecidos en Argentina o en Chile.

Ahora, el senador José Burró, de la bancada del jefe espiritual de la oligarquía paraguaya, Guillermo Caballero Vargas, se despachó con un discurso mucho más explícito que el de los gremios.

"No tenemos por qué tolerar esta oposición", "vamos a endurecer la respuesta", "hay que matar a los oviedistas", fueron algunas de las expresiones del legislador, ya a tono con la represión ordenada el viernes contra militantes opositores, 32 de los cuales fueron detenidos y con la que estuvo a punto de afectar a los simpatizantes del movimiento "Elecciones ya", ese mismo día.

La respuesta del régimen dictatorial que oprime al Paraguay desde el 28 de marzo ha sido anunciada y denunciada desde estas páginas desde el principio, como han sido denunciados sus autores morales, entre los que siempre es conveniente recordar a Pepa Kostianovsky, que alentó expresamente este curso de acción el pasado 2 de mayo.

Cuando la noche se haya ido, los autores del Paraguay de Marzo no podrán alegar inocencia ni decir que no dijeron lo que han dicho. Sus crímenes están registrados y deberán rendir cuentas de ellos ante el pueblo.

Tal vez debamos esperar veinte años, o más, pero como están aprendiendo Pinochet y Videla, tarde o temprano el pueblo les demandará.