Make your own free website on Tripod.com
MEDIOS
abcboton.jpg (1386 bytes)
uhora.jpg (2856 bytes)
noticias2.jpg (3920 bytes)
front-logo-dia.jpg (3564 bytes)
logo-teveo.jpg (1167 bytes)
nacion.jpg (9869 bytes)

PORTALES

planet1.jpg (2155 bytes)

conexion1.jpg (2166 bytes)

highway1.jpg (1877 bytes)

multinet1.jpg (2038 bytes)

pol1.jpg (6530 bytes)

quanta1.jpg (2636 bytes)

supernet1.jpg (2199 bytes)

telesurf1.jpg (2011 bytes)

loguito.gif (5533 bytes)

Si los link están protegidos por derechos de copia, serán removidos a soicitud del propietario

HAGA CONOCER SU OPINIÓN

VOLVER A PRIMERA PLANA

Política asuncena

Enrique Vargas Peña

19 de diciembre de 2000

 

         Las autoridades municipales de Asunción están desarrollando, desde el inicio de la anterior administración local, encabezada por Carlos Filizzola, una política sobre Asunción que tiene el grave defecto de no haber sido anunciada a, y mucho menos consultada con, la opinión pública capitalina.

         Aunque en el Paraguay no hay que descartar que determinadas acciones públicas sean debidas a la torpeza pura y simple de los administradores públicos, abonada por la ignorancia y por la ambición que generalmente caracterizan a los políticos, es mejor siempre empezar por suponer que se trata de políticas deliberadas, aunque no sean más que políticas tendientes a llenar la caja fiscal o a favorecer a ciertos intereses.

         No es posible definir claramente esa política, puesto que se mantiene oculta, pero sus efectos son ya muy evidentes. Uno de ellos es la degradación del centro histórico de la ciudad.

         Como en ese efecto están colaborando también otras autoridades, por ejemplo las del Congreso Nacional, que se niegan con cualquier excusa a iniciar la construcción de su nueva sede, cabe presumir que ella, la política en cuestión, está dictada desde fuera de la Municipalidad.

         En lo que toca al centro histórico de la ciudad, dos han sido los instrumentos principales mediante los que se ha hecho todo lo posible por reducirlo: primero, el CEA (Control de Estacionamiento de Asunción), empresa privada de propiedad, según coinciden los medios de prensa, del ex presidente Juan Carlos Wasmosy, que regula las posibilidades de estacionamiento vehicular; Segundo, el avalúo fiscal inmobiliario de la zona céntrica.

         No es que no haya que controlar los estacionamientos en zonas congestionadas de la ciudad, sino que hacerlo no debería ser excusa para la comisión de abusos, en precios y en conductas, que perjudican a la ciudadanía a la que se dice servir.

         Con ambos instrumentos, los dos últimos gobiernos municipales, el de Filizzola y el actual de Martín Burt, han hecho la vida en el centro poco menos que imposible. Mantener allí un local comercial es, sencillamente, quedar fuera de competencia en razón de los costos agregados por estos dos instrumentos.

         Un capítulo aparte merecen los prostíbulos, que el Intendente Burt se muestra incapaz de erradicar de la zona, que no pagan impuestos y que suponen una notable fuente de inseguridad ciudadana, desorden moral y fealdad edilicia.

         Ahora el intendente Burt extiende, por decreto –una vía que se considera dudosa desde el punto de vista legal- la jurisdicción del CEA a la zona de Villa Morra, floreciente barrio comercial en el que tienen sede dos grandes centros de compras, bancos, restaurantes, etc.

El efecto será el mismo que en el centro y por las mismas causas: se desalentará el desarrollo del barrio elevando artificialmente los costos operativos de los comerciantes allí establecidos.

Lo que debió haber hecho el Intendente Burt es abrir un amplio debate sobre ese y los demás temas y tomar después decisiones en forma transparente.

         Por alguna razón en la Municipalidad de Asunción se prefiere, en cambio, la oscuridad.

 

   

    

VOLVER A PRIMERA PLANA