Make your own free website on Tripod.com
MEDIOS
abcboton.jpg (1386 bytes)
uhora.jpg (2856 bytes)
noticias2.jpg (3920 bytes)
front-logo-dia.jpg (3564 bytes)
logo-teveo.jpg (1167 bytes)
nacion.jpg (9869 bytes)

PORTALES

planet1.jpg (2155 bytes)

conexion1.jpg (2166 bytes)

highway1.jpg (1877 bytes)

multinet1.jpg (2038 bytes)

pol1.jpg (6530 bytes)

quanta1.jpg (2636 bytes)

supernet1.jpg (2199 bytes)

telesurf1.jpg (2011 bytes)

loguito.gif (5533 bytes)

Si los link están protegidos por derechos de copia, serán removidos a soicitud del propietario

HAGA CONOCER SU OPINIÓN

VOLVER A PRIMERA PLANA

El precio del dólar

Enrique Vargas Peña 

18 de febrero de 2001

 

Desde hace unas semanas el precio en guaraníes del dólar está subiendo porque quieren situarlo alrededor de los cuatro mil guaraníes por unidad.

         Aunque se ha repetido hasta el hartazgo lo que esto significa, es bueno insistir sobre la grave responsabilidad que asumen los autores de esta depreciación del guaraní.

         El dólar sube, o el guaraní baja, porque hay más guaraníes que antes para cubrir un Producto Interno Bruto igual o menor que antes. No hay otra razón y las explicaciones deliberadamente confusas que ensaya Washington Ashwell sobre el tema sólo buscan ocultar la verdad.

El régimen que encabeza el senador Luis Ángel González Macchi está emitiendo cantidad de guaraníes sin el respaldo de una cantidad proporcional de bienes y servicios. El dólar, sencillamente, refleja más rápido que otras mercancías, el deterioro del guaraní.

         ¿Por qué emite el régimen guaraníes sin respaldo?

         Esencialmente por dos razones: para pagar los crecientes gastos que el sector público realiza sin considerar sus ingresos reales y para beneficiar a algunos, pocos, exportadores.

         Al pagar esos gastos arbitrarios con emisión monetaria el régimen está, simplemente, cobrando a todos los habitantes del Paraguay que ganan en guaraníes un impuesto que no ha sido aprobado por el pueblo.

El valor de ese impuesto que el régimen cobra sin permiso constitucional es altísimo: si el dólar se sitúa cerca de los cuatro mil guaraníes, cada paraguayo estará pagando al sector público entre doce y quince guaraníes (al valor que tenía en octubre/noviembre) por cada cien que reciba.

Es decir, cada paraguayo que gana en guaraníes tendrá menos poder adquisitivo para sus gastos porque Luis Ángel González Macchi, Juan Roque Galeano, Cándido Vera Bejarano y Washington Ashwell resolvieron meterle la mano en el bolsillo y sacarle la plata para mantener clientelas y privilegios.

Menos poder adquisitivo para la leche, para libros, para remedios, menos para la diversión, para que los dirigentes del Estado puedan solventar sus dispendios. Se empobrece a los paraguayos para que los funcionarios y los contratistas públicos se enriquezcan.

Al mismo tiempo, con la devaluación del guaraní, los exportadores cargan sobre los asalariados que trabajan para ellos los costos de su propia incompetencia: los trabajadores deben ganar menos para que ellos puedan mantener sus márgenes de ganancia.

Y ante este robo desvergonzado que afecta a todos, los sindicatos, las iglesias y los partidos políticos guardan silencio, porque son cómplices de la destrucción del nivel de vida de los paraguayos.

   

 

    

VOLVER A PRIMERA PLANA