Make your own free website on Tripod.com
MEDIOS
abcboton.jpg (1386 bytes)
uhora.jpg (2856 bytes)
noticias2.jpg (3920 bytes)
front-logo-dia.jpg (3564 bytes)
logo-teveo.jpg (1167 bytes)
nacion.jpg (9869 bytes)

PORTALES

planet1.jpg (2155 bytes)

conexion1.jpg (2166 bytes)

highway1.jpg (1877 bytes)

multinet1.jpg (2038 bytes)

pol1.jpg (6530 bytes)

quanta1.jpg (2636 bytes)

supernet1.jpg (2199 bytes)

telesurf1.jpg (2011 bytes)

loguito.gif (5533 bytes)

Si los link están protegidos por derechos de copia, serán removidos a soicitud del propietario

HAGA CONOCER SU OPINIÓN

 

 

El primo del presidente

Enrique Vargas Peña

El presidente del Paraguay Luis González Macchi tiene un primo hermano, Federico Duarte Macchi, que no tuvo mejor idea que enviar al Jefe del Estado un memorandum, con membrete, firma y todo, sobre una coima (soborno) que sería repartida entre ellos y algunos otros caballeros, para lograr la contratación de una empresa brasileña para el equipamiento del Hospital Militar.

Los datos de esta operación están siendo publicados en el diario ABC Color y supuestamente involucran a los primos antes mencionados, a la empresa brasileña HMG Engenharia e Construcao Ltda, al director de la Sanidad Militar, al encargado del despacho de la Vicepresidencia de la República y al ministro de Salud.

El monto total de la operación asciende a 32 millones de dólares americanos y la coima inicialmente denunciada sería de 3 millones doscientos mil dólares.

Estando en La Habana, Cuba, el presidente González Macchi confirmó la operación, dijo que la coima era de cuatro millones de dólares pero que él ordeno que la misma sea destinada a obras de beneficiencia.

Se trata de un caso de tráfico de influencias gravísimo en una sociedad medianamente decente y sencillamente intolerable en un país que está sometido a penurias sin cuento debido a la desastrosa gestión administrativa del gobierno.

La confesión del presidente incrimina gravemente a su primo y a la empresa brasileña.

Que se sepa, la denuncia el diario ABC no fue aún tomada en consideración por el Fiscal General del Estado, más ocupado en congraciarse con el régimen persiguiendo opositores que en defender a la sociedad como es su obligación constitucional y legal hacer.

El fiscal debió iniciar la investigación ante la mera aparición de la denuncia, el domingo 14 de noviembre y más todavía tras la confesión del ministro de Salud, Martín Chiola, de que efectivamente fue invitado a participar en conversaciones referidas al tema, celebradas en la casa de Aníbal Canillas, ex yerno del fallecido ex presidente de la República Andrés Rodríguez.

El ministro Chiola dijo que en la ocasión fue requerido por representantes de la empresa brasileña y por el primo presidencial, Federico Duarte Macchi, en el sentido de "no perder tiempo" y de encargarse de presentar el caso ante el presidente.

Una comisión del Senado, por su parte, resolvió ya aconsejar el rechazo del crédito que se contrataría para financiar la operación, aunque uno de sus miembros quiso desvincular la acción de la denuncia de ABC.

De confirmarse las sospechas que el caso despierta, corroboraría la manera en que los recursos del pueblo paraguayo son destinados a enriquecera unos cuantos a costa de las privaciones a que todo el resto es sometido y explicaría por qué los sinvergüenzas no quieren elecciones.

Más todavía considerando el negociado, incluído en el paquete del Hospital Militar, del seguro médico militar obligatorio que reportaría a los asociados la suma de dos mil cien millones de guaraníes mensuales.

Este es el Paraguay de marzo, heredero de la dictadura de Alfredo Stroessner y del gobierno de Juan Carlos Wasmosy Monti, con todas sus desventajas sumadas.